28 noviembre, 2022

Opinión: Por qué a 40 años de Malvinas, la diputada que juró con la bandera británica debería renunciar

Spread the love

Vamos a hablar de la diputada Norma Sawicz, la que juró el viernes con una remera con la bandera británica.

Primer acto: un militante de la Renovación entra a trabajar en el Ministerio del Agro y la Producción de Misiones. Contacto mata currículum.

Segundo acto: Esa persona pasa a la Dirección de Transporte. Contacto, sigue matando a CV.

Tercer acto: La misma persona pasa al IPLYC, sigue cobrando del Estado. Cuarto acto: La mujer se va a trabajar al Instituto de Previsión Social.

Quinto acto: La mujer logra otro “conchabo” del Estado en el Ministerio de DD.HH. Un organismo que cobija militantes y aún no se sabe bien cómo protege los DD.HH. de los misioneros. Ocupa la subsecretaria de “Igualdad de Oportunidades” (para que todos tengan oportunidades como las que tuvo ella).

Contexto: Mientras todo esto sucede, en la Argentina durante los últimos diez años, miles de argentinos y misioneros se van empobreciendo. Se caen de la clase media o hacen malabares para subsistir.

La pobreza en la Argentina arranca 2011 con el 26% y va escalando sin pausa -sin importar quien gobierne-, hasta llegar a 44% a fin del 2022 (UCA). Sumando frustraciones y rencor -muchas veces injusto- contra la clase política. Sólo la grieta evita que se recree el “que se vayan todos” de hace 20 años.

Algunos verdaderos privilegiados atraviesan todo ese período con un “blindaje” que les permite saltar de cargo en cargo y de organismo en organismo, siempre con un sueldo asegurado del Estado. Sin importar si aportan algo o solo se favorecen a sí mismos.

¿Hay que guardarse por el Coronavirus? Tranquilo que tu sueldo sigue ahí el 29 de cada mes.

Listas sábanas

Quinto Acto: Por obra y gracia de las listas sábana que tanto mal le hacen a la Democracia la señora Sawicz es elegida diputada provincial por la Renovación en las elecciones del 6 de junio pasado.

En la campaña ni se la ve, tampoco necesita mover un dedo, otros hacen todo el trabajo por ella: Oscar Herrera Ahuad, Martin Cesino, Sonia Rojas Decut, Mabel Cáceres, Rafael Pereyra Pigerl, Suzel Vaidel y una larga lista de gente que sale a captar votos.

(El autor de esta columna contrajo Covid-19 justo antes del 6 de junio y en pleno cierre de campaña, Cesino me contactó 3 o 4 veces para preguntarme cómo estaba cursando la enfermedad. Como lo hizo con mucha otra gente).

¿Con qué combino el saco rojo?

Sexto Acto: El 10 de diciembre es el acto de jura al honorable cargo de diputado provincial, por Dios y por la Patria. O por la Patria. Sawicz elige un saco rojo, para combinarlo con una remera negra se pone una que tiene la imagen de la bandera británica estampada.

Ni se le cruza por la cabeza que se trata de un acto solemne, cargado de simbología. Y le creemos, porque no nos parece que Sawicz sea una persona que haya llamado la atención nunca. No la vemos con la capacidad de provocación, de generar polémica, y al mismo tiempo un debate en la sociedad.

Muchos van al acto de la jura pensando en cada palabra, en su atuendo. Sawicz simplemente es una persona con poca conciencia de ciertos símbolos. Solo se preocupa porque el saco rojo combine con algo negro. Sin importar que sea la bandera británica.

¿Por qué habría de importarle alguna cosa más? Siempre le fue bien en la vida y llegó a diputada provincial literalmente sin mover un dedo.

Por qué debe renunciar

pensamos que el descuido de Sawicz no fue tan grave. Fue un error significativo, si. Pero lo que lo hace imperdonable son algunas circunstancias que rodean a esta señora y al tiempo que vivimos, y pasamos a enumerarlas.

a) Nos parece una acomodada que se sirvió del Estado y no al revés. Por ejemplo, si el error hubiera sido de alguien como Martin Cesino, no pasaba de un pedido de disculpas y a seguir trabajando por los misioneros.

b) Entró por obra y gracia de la lista sábana. No se ganó los votos. Entonces, ante un error así debe renunciar en una muestra de agradecimiento al partido que tanto le dio. Hace poco hicimos una nota a Florencia Klipauka y titulamos que entró de “carambola”. También dijimos que está chica, que vendió tortas para pagarse los estudios de abogacía y trabajó ad honorem en un estudio jurídico, nos parecía una joven con mucho que aportar a la política.

Sawicz no entró de carambola, igual que Klipauka, entró por obra y gracia de los acomodos políticos, cada día más inaceptables e intolerables (a ver si la Renovación se despierta y entiende por qué está perdiendo votos).

c) Porque queremos recordar sin que nadie nos perturbe a los Krause y los Estévez

Y por último, queremos decir  que el año que viene, lo queremos dedicar a recordar, homenajear y sentirnos orgullosos de nuestros héroes de Malvinas.

Cada uno de ellos, un verdadero faro que servirá de guía en un país que necesita y debe recuperar valores que nunca perdió, que están ahí latentes esperando a ser rescatados.

Mencionamos a dos misioneros y argentinos de los muchos que queremos recordar.

Roberto “Toto” Estévez, que a los 23 años murió heroicamente en el combate de Pradera del Ganso, reglando el fuego de la artillería, prometiendo a su familia, sus superiores y sus soldados, no retroceder ni un centímetro frente al regimiento de paracaidistas ingleses que llevaban esa bandera que usó Sawicz el viernes.

El obereño Carlos Krause, que el 1° de junio de 1982 salió a buscar a la flota inglesa con un avión inadecuado: Un Hércules KC 130, apodado la “chancha”. El ex alumno del Roque González fue derribado por los cohetes y las ametralladoras de un Sea Harrier en un combate desigual donde los argentinos no pudieron defenderse de ninguna manera, cayendo en las aguas del frío Atlántico Sur.

La guerra estaba casi perdida y los pilotos seguían despegando y despegando exponiendo su vida en busca de un milagro. Defendiendo a la Patria y a las Malvinas del enemigo británico. Ese enemigo que se sorprendió y trató con respeto -y hasta admiración- a los argentinos.

Ellos pusieron la patria primero

Sawicz en cambio fue favorecida por el Estado siempre. Podría dar un paso al costado y ayudar a la Cámara de Representantes que por iniciativa del ex gobernador Hugo Passalacqua sancionó una ley que prevé un homenaje especial a los veteranos de Malvinas en 2022. Sin dudas no ayuda a este homenaje la permanencia de Sawicz en el cuerpo legislativo.

Quizás la vida puso a esta señora por primera vez ante la posibilidad de tener un gesto heroico que nos devuelva un poco la fe en los políticos y termine siendo un bonito homenaje a los héroes de Malvinas, a 40 años de su extraordinario sacrificio.

Por una vez, Sawicz, poné a la Patria antes que a vos.

Total Page Visits: 36 - Today Page Visits: 1