8 diciembre, 2021

Por faltante de neumáticos, se generaliza el recapado

Spread the love

En Posadas creció entre 65% y 80% la demanda para regenerar los neumáticos. La práctica no es recomendable en varios tipos de vehículos, por motivos de seguridad.

Con una problemática que comenzó en 2009 y se agudiza cada vez más, la escasez de neumáticos momentáneamente no encuentra otra salida más que recurrir al recapado, pero para los casos de los camioneros y transportistas. El automovilista de mediano porte, en tanto, no tiene medidas para resolver esa necesidad, ya que la regeneración para los neumáticos que necesitan no sólo está prohibido sino que es peligroso.

“La reutilización de cubiertas en autos y camionetas, por seguridad no es conveniente y en nuestro país no se hace; sí con los camiones donde no hay riesgos”, fue la descripción que brindó Víctor Fontana, empresario del sector.

“El faltante, más que nada es para autos chicos, rodados de entre 13 y 15, donde estamos recibiendo apenas el 30% de la demanda y encima no pueden acudir a esa solución, entonces soluciones a corto plazo no se ven”, resumió Fontana.

Y agregó: “El problema de la importación arrancó hace más de once años, y no sólo era de neumáticos, sino de otros artículos que se traían de afuera; si bien tuvimos algunos años en los cuáles se levantaron las restricciones hasta 2019 y ahora volvemos a estar en una situación muy crítica”.

En ese sentido, el empresario cuestionó las restricciones del Gobierno nacional a los anticipos de pagos en dólares de las importaciones, trajo como consecuencia una fuerte escasez y las viejas prácticas de recapado volvieron a picar en punta.

“No nos entregan los dólares para transferir a los pagos de lo que se importa y bueno, estamos sufriendo con la entrega, ya que últimamente estamos recibiendo entre un 25% y 30% de lo comprado, con algunos meses que sube al 50%”, detalló Víctor Fontana.

“Ante ese panorama, se encarece todo el circuito porque el que importa tiene que aumentar los precios, como vienen pocos neumáticos, se elige a qué cliente entregar. No es lo mismo vender 100 que vender 1.000”, graficó el hombre.

Es decir, “en un mes de venta con flujo normal se vende el 50% de lo que hay en stock y ahora no llegamos ni a cubrir esa parte, por eso se recurre al recapado”, dijo.

Cubiertas de China

En este contexto de escasez, en el sector también perciben un fuerte crecimiento del contrabando de cubiertas provenientes de China. “Es lo que pasa hoy, que es lo único que se podría llegar a conseguir nuevo: una cubierta de ese país que es de inferior calidad, y que por ejemplo, no se puede recabar, o sea que se sigue dando vueltas en círculos”, apuntó el empresario.

En faltante
Para colmo, en general, la mayor faltante de cubiertas lo padecen los vehículos de menor porte, donde el mercado está recibiendo entre un 30% y 35% del stock para cubrir la demanda en todo el país.

Seguridad
Desde la planta de recapado de una empresa obereña dedicada a la actividad explicaron que no se debe recurrir a esa solución en los casos de autos y camionetas, por el riesgo que hay si lo utilizan coches que corren a mucha velocidad.

“Son medidas paliativas”

La práctica de recapado es bastante antigua y anualmente tiene una demanda que no solía de ser tan importante; porque aunque nunca fue dejada de lado, actualmente lo que antes era una alternativa secundaria en donde los clientes lo tenían como auxilio para eventuales circunstancias, en la actualidad se trata de casi la única posibilidad para algunos transportistas de seguir trabajando.
Otra vieja práctica resurgida es tomar las cubiertas usadas como parte de pago para sacar una nueva, algo que solían hacer las gomerías y comercios del rubro.
“Sin embargo, esa posibilidad también es complicada, no todas sirven para ser recapadas, es decir seguimos acudiendo a medidas paliativas y cada vez quedan menos opciones”, dijo con temor el empresario.
Para el hombre, el panorama es “muy sombrío y no se ofrecen soluciones que sean efectivas a largo plazo”.

“La demanda de recapado que tenemos ya es doble de la habitual”

Gabriel Fontana, por su parte, también se refirió al trabajo que realiza la planta de recapado en Oberá, que en la actualidad está cubriendo el mercado de vehículos pesados: camiones, colectivos y maquinarias.

“Prácticamente tenemos el doble de la demanda habitual, gente que antes no recapaba, ahora no le queda otra y se vuelca a eso”, fue en tanto la percepción del empresario de neumáticos, Gabriel Fontana, al ser consultado sobre lo mismo.

“No obstante, la demanda que hay es mucha y no se llega a cubrir toda la necesidad que hay, derivada por el faltante que hay de neumáticos nuevos”, añadió sobre las dificultades actuales.

Menos materia prima

Para Gabriel Fontana, el inconveniente que se empieza a notar también tiene que ver con el faltante de materia prima: “Casi no hay cubiertas usadas, que son los casos que se necesitan para poder recapar. Las cubiertas chinas, que se ven por todos lados, no se pueden recapar porque no son de calidad”, observó sobre el mercado.

“Esos neumáticos (importados de China) no sólo no tienen mucha vida útil y tampoco sirven para el proceso de reutilización y todos esos aspectos juegan en contra, para un mercado que de por sí está complicado y lo que está pasando sólo nos muestra que si siguen las cosas así se van a complicar más”, remarcó.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1