16 octubre, 2021

Robos, incendios y la guía de una “machi” para ocupar tierras: así operan los mapuches que incendiaron el campamento de Vialidad en Río Negro

Spread the love

El conflicto entre la comunidad Lafken Winkul Mapu se inició en junio de 2017 cuando la líder espiritual aseguró haber recibido un mensaje extrasensorial que la hizo visualizar al Parque Nacional Nahuel Huapi como el lugar sagrado para instalarse

Los incendios en el campamento de Vialidad en Río Negro reflotaron el enfrentamiento que se mantiene en esa provincia hace al menos cuatro años entre mapuches y propietarios de terrenos en la Patagonia. Mientras las comunidades reclaman una “recuperación territorial”, los vecinos denuncian que quienes encabezan las vandalizaciones sólo son “forajidos” que elijen lugares “sagrados” para ocupar, guiados por su “machi”, una guía espiritual de tan sólo 20 años de edad. Su accionar se caracteriza por vandalizar e incendiar propiedades privadas y públicas. El último ataque generó incluso un cruce político entre la gobernadora Arabela Carreras y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

El último de los ataques protagonizado por los mapuches ocurrió el pasado domingo por la noche, cuando al menos tres personas con los rostros cubiertos irrumpieron en un campamento de Vialidad Provincial ubicado en el camino al cerro Catedral, a pocos kilómetros del centro de Bariloche. Allí incendiaron un depósito y máquinas viales y dejaron maniatado al cuidador y su esposa.

Los encapuchados atribuyeron el atentado al plan de reivindicación territorial que comunidades mapuches mantienen en la Patagonia y apuntaron contra la gobernadora rionegrina, fiscales y jueces. “Los niños mapuches crecerán y vencerán en el weichan, la tierra no se vende, se defiende. Fuera winkaes terratenientes de wallace mapu”, decía uno de los escritos, en el que había simbología mapuche.

Uno de los mensajes que dejaron los atacantes en el campamento que se encuentra camino al Cerro Catedral
Uno de los mensajes que dejaron los atacantes en el campamento que se encuentra camino al Cerro Catedral
Horas más tarde, emitieron un comunicado en el que aseguraron que esta acción “apoya y fortalece de forma concreta los distintos procesos de recuperación territorial en la zona, en particular la desarrollada en Cuesta del Ternero Lof Quemquemtrew, como otros que persisten en la línea estratégica desarrollada” y advirtieron que mantendrán la “Recuperación Territorial y Reconstrucción integral de Nuestro Mundo como camino a la Liberación Nacional Mapuche mediante Autodefensa y Sabotajes“.

No es la primera vez que ocurre este tipo de ataques en el sur argentino. Según denunció Diego Frutos, presidente de la junta vecinal de Villa Mascardi, se trata de un “grupo de forajidos encapuchados” que actúa en la zona hace al menos 4 años. En su descripción, aseguró que se manejan bajo las órdenes de una “machi” -una líder espiritual- que “decidió que ese era un lugar sagrado”.

Frutos es dueño de La Cristalina, una finca que fue vandalizada el año pasado y que, además, es lindera con los predios ocupados desde 2017 sobre la ruta 40. “No argumentan tener derechos ancestrales o que algún pariente de ellos haya estado establecido allí, si no que es una situación de los espíritus que le dijeron que en ese lugar se tenían que establecer. Qué coincidencia que son nuestras propiedades privadas, a las que han saqueado, nos han robado todo lo robable y finalmente las terminan incendiando”, denunció.


La “machi” a la que se refiere Frutos es Betiana Colhuan. Como logró reconstruir en agosto del año pasado, es una joven de unos 20 años que, a sus 16, fue ungida como “machi”, es decir la jefa, la líder, la representante del pueblo mapuche, en este caso de Lof Lafken Winkul. Además, es prima de Rafael Nahuel, asesinado en un enfrentamiento con efectivos de Prefectura el 25 de noviembre en 2017 en Villa Mascardi.

En junio de 2017 esta “machi” aseguró haber recibido un mensaje extrasensorial, sobrenatural que la hizo visualizar al Parque Nacional Nahuel Huapi, como el lugar sagrado para instalarse. Desde ese momento la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul que lidera comenzó a usurpar esos predios, unas seis hectáreas fiscales del Parque Nacional, que es un emblema turístico de Río Negro. Casi tres años después utilizan esas tierras como base para salir a atacar las cabañas de los vecinos y sembrar terror.

Hasta que ese predio de Villa Mascardi no fue señalado por la macho Betiana nunca había sido mencionado por ninguna comunidad mapuche como lugar de asentamiento, ni existían reivindicaciones territoriales como las que ya se registran y que la gran mayoría de los grupos mapuches reclaman históricamente de forma pacífica, legítimamente y con documentos.

A la izquierda la machi Betiana Colhuan y la Lamien María Nahuel -tía y prima de Rafael Nahuel- durante una exposición en la que exigían “memoria y justicia” por su primo y sobrino, asesinado durante un enfrentamiento con integrantes de Prefectura el 25 de noviembre de 2017, durante un violento desalojo que se realizaba contra integrantes de la comunidad mapuche Lafken Wincul Mapu del Lago Mascardi.
A la izquierda la machi Betiana Colhuan y la Lamien María Nahuel -tía y prima de Rafael Nahuel- durante una exposición en la que exigían “memoria y justicia” por su primo y sobrino, asesinado durante un enfrentamiento con integrantes de Prefectura el 25 de noviembre de 2017, durante un violento desalojo que se realizaba contra integrantes de la comunidad mapuche Lafken Wincul Mapu del Lago Mascardi.
“Ellos se autodenominan mapuches pero no lo son. No son reconocidos por ninguna de las verdades comunidades mapuches. En Villa Mascardi convivimos hace muchísimos años con la comunidad Wiritray, que es la única y verdadera comunidad mapuche establecida hace más de 100 años”, denunció Frutos.

Por lo general cada Loft o comunidad mapuche tiene una machi, que básicamente es una persona que dedica su vida a la medicina ancestral mapuche, pero no cumple un rol ni tiene bajo ningún concepto la autoridad política para decidir dónde debe o no, radicarse una comunidad, como es el caso de la machi Betiana. Muy por el contrario, una machi tiene que cumplir la función de obrar para sanar, para curar, para buscar el kvme felen del ser humano, esto es el equilibrio y la salud, pero nunca llamar a la violencia, a dividir ni generar discordia. De otro modo, va en contra de su propósito en esta tierra.

Esto es lo que las otras comunidades mapuches observan que no sucede con la comunidad Lof Lafken Winkul, que habría radicalizado Betiana. “Una machi tiene que tener una correspondencia territorial, un Tuwun (origen territorial) y un Kvpalme (descendencia familiar), un nexo que ancle, y la una verdaderamente al territorio que habita y en el que desarrolla sus funciones, esto es un requisito fundamental. No puede aleatoria y caprichosamente y sin fundamentos elegir un lugar para asentarse ignorando por completo y avasallando la presencia, soberanía y autodeterminación de otras comunidades. Eso va en contra de los valores, normas y principios comunitarios, o Az Mongen”, le explicaron en agosto del año pasado a Infobae desde otra de las comunidades pacíficas que conviven desde hace años y años, en excelentes términos con sus vecinos.

El conflicto entre Nación y la provincia de Río Negro

La última mesa de diálogo que encabezaron las ex ministras de Justicia y Seguridad, Marcela Losardo y Sabina Frederic, respectivamente, junto a la gobernadora Arabela Carreras por el conflicto mapuche
La última mesa de diálogo que encabezaron las ex ministras de Justicia y Seguridad, Marcela Losardo y Sabina Frederic, respectivamente, junto a la gobernadora Arabela Carreras por el conflicto mapuche
Al conocerse el ataque al campamento de Vialidad, la gobernadora Carreras mantuvo una comunicación con el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, a quien le solicitó la inmediata intervención de las fuerzas federales, ante los constantes episodios “que protagonizan estos grupos violentos”. Además, le informó que el Gobierno de Río Negro presentará ante la Justicia Federal una denuncia por “terrorismo”, en la que no sólo incluirá el reciente ataque a las dependencias de Vialidad Nacional, sino también el incendio que desconocidos provocaron en el flamante Centro de Información Turística de El Bolsón, ocurrido durante la madrugada del domingo.

“Le pedí a Nación la inmediata intervención de las fuerzas federales de seguridad para actuar en la región y prevenir nuevos hechos vandálicos” dijo Carreras, y aseguró que recibió el compromiso de acompañamiento. Sin embargo, Aníbal Fernández respondió: “No es un libertinaje en el que las fuerzas (federales) se puedan meter en las provincias. La provincia tiene el poder de policía que le pertenece”.

El ministro de Seguridad dijo que la gobernadora le explicó “lo que estaba sucediendo, me hizo saber que entendía que había elementos de terrorismo y que los iba a denunciar. Fue una excelente charla, pero no me pidió que envíe fuerzas federales y me entero de esto por los medios”.

En ese sentido, el presidente de la junta vecinal de Villa Mascardi apuntó contra el flamante ministro de Seguridad: “Es más de la misma política que ya tenía la antigua ministra Sabina Frederic. Ellos lo que dicen es recurrir a las mesas de diálogo. Son mesas vacías de contenido. Lo único que hacen es navegar en el problema”.

Total Page Visits: 14 - Today Page Visits: 1