26 octubre, 2021

Trevisán: “No queremos vender más madera en bruto, sino fortalecer aserraderos y carpinterías”

Spread the love

El titular del Ministerio de Industria de Misiones valoró el programa de créditos “Mi primer secadero” destinado a la instalación de secaderos de madera en los aserraderos pequeños y medianos.

El ministro de industria de Misiones Nicolás Trevisán destacó la puesta en marcha del programa “Mi Primer Secadero”, destinado a financiar con un fondo de 1.000 millones de pesos a los pequeños y medianos aserraderos de la provincia, para que puedan instalar un secadero de madera. También habló del trabajo para transformar las carpinterías barriales en fábricas de muebles y opinó sobre el reclamo de la foresto industria en cuanto a la tasa forestal y la regulación de precios.

En diálogo con el funcionario, dijo que el programa de créditos para secaderos marcha muy bien, “es una transformación importante la que buscamos en la industria forestal misionera, porque tenemos unos 600 aserraderos chicos, con poca implementación de tecnología y con cuellos de botella en la producción, que tienen que ver especialmente con el secado de la madera”.

El secado de la madera mediante este sistema, tiene varios beneficios. La velocidad del mismo, la calidad y la disminución del costo de logística, porque no se transporta agua en el proceso. “Así que para esos aserraderos es un antes y después, la incorporación del secadero, y ya hemos tenido pedidos de información de AFOA, que quiere implementar esto, en otros lugares del país”.

Trevisán contó que para este trabajo se ha recibido apoyo del Ministerio de Producción de Nación, ya que para estos proyectos hace falta financiamiento flexible, sobre todo para los aserraderos más chicos, que no tienen carpetas importantes para poder presentar con garantías hipotecarias.

El fondo total es de mil millones de pesos, a través del banco Nación, con una tasa del 22% anual, y un plazo de gracia de 6 meses, a pagar en 36 cuotas, lo que se conoce como un crédito súper blando. Además, tiene garantía del Estado Nacional, que va a facilitar todo el proceso de aprobación de carpetas, siempre y cuando los aserraderos tengan los requisitos mínimos, por ejemplo, estar facturando y tener empleados.

“Hay aserraderos no tan chicos que tampoco tienen secaderos, si nosotros logramos esta primera etapa que son 200 secaderos, si logramos transformarlos, van a producir no menos de cinco veces más el volumen que producen hoy, imagínate la producción de Misiones en lo que se puede transformar. Y estoy hablando solo del 40% de los aserraderos que deberíamos tratar de convertir. Sino lo hacemos, pasará lo que ocurre en otros lugares del mundo, donde los grandes tienen semejante nivel de desarrollo, que van absorbiendo a los chicos, se concentra el sector, y nosotros lo que queremos es que los chicos subsistan, crezcan y den empleo en los lugares donde están” expresó convencido en el objetivo, el ministro.

Explicó que poder secar la madera, implica que ese aserradero ya está preparado para poder cepillar con mejor calidad, machimbrar, darle mayor agregado que la primera transformación tradicional. Y que esa agregación de valor es la que persigue Misiones. “Nosotros no queremos vender más madera en bruto, para eso tenemos que fortalecer los aserraderos y carpinterías transformándolas en fábricas. Y empezar a generar normativas que favorezcan la agregación de valor y castiguen la no agregación de valor. Las carpinterías de barrio siguen estando en un nivel de pobreza y no logran transformarse, y la forma es que se hagan pequeñas fábricas. Estamos en ese proceso difícil, ya que involucra no solo cuestiones financieras, sino una capacitación intensa y un cambio cultural importante. Para que ese carpintero no deje de hacer el mueble a medida para doña Rosa, sino que además fabrique muebles en serie, que se focalice en tres o cuatro modelos. Para lograrlo estamos haciendo un trabajo intenso con el INTI, que va a servir de apoyo a la cuestión técnica, y además estamos viendo de fortalecer los vínculos comerciales, para que esas carpinterías, que se tiene que transformar en pequeñas fábricas, tengan el volumen de venta suficiente”.

En el mismo camino se pretende transformar también el polo esenciero de Misiones, por ejemplo en la zona de El Soberbio con la menta y la citronella.

Reclamos del sector foresto industrial

Por último el ministro de industria de Misiones Nicolas Trevisán, opinó sobre el reclamo de la Confederación Económica de Misiones (CEM), la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP) y la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes (APICOFOM), que se unieron en un planteo al gobierno provincial, respecto a medidas que consideran claves para enfrentar la coyuntura actual nacional e internacional, que resta competitividad desde la provincia de Misiones. Entre las que están el pedido de que no regule el precio de la materia prima, y el termino del cobro de la tasa forestal.

“Son temas delicados, algunos los comparto, yo tengo una concepción liberal, con lo cual no me gustan las regulaciones. Creo que atentan contra el desarrollo real de las economías. Soy un convencido de que el Estado puede intervenir de manera más eficiente, fomentando la oferta y la demanda, es decir no interviniendo en los valores, sino por ejemplo si tenemos que elevar el precio de la madera, porque no desarrollamos más la demanda en los aserraderos y las pasteras, para mi viene de ese lado” expresó Trevisán.

Y agregó que con respecto a la tasa forestal, el considera que “Misiones tiene que perseguir la agregación de valor, ya que la tasa aplica sobre la materia prima, por supuesto que el cambio de reglas de juego afecta el humor y la proyección de costos que tenía la empresa. Por eso es muy importante no cambiar las cosas que se acuerdan. Eso es lo que reclama el sector privado, y desde el Estado tenemos que generar un ambiente propicio de previsión de largo plazo, en la cual se pueda desarrollar nuestra industria. Y soy convencido que Misiones debe suplir su falta de ingresos de coparticipación, con un desarrollo económico fuerte del sector privado y con más jugadores”.

Total Page Visits: 17 - Today Page Visits: 1