9 agosto, 2022

ANSES: protestas de los jubilados por complicaciones con la “fe de vida”

Spread the love

Recientemente hubo una acumulación de jubilados y pensionados que se acercaron a protestar por dificultades para cumplir el requisito pedido por los bancos para cobrar los beneficios. Mario Esper Perié, titular de la UDAI Posadas, explicó la situación.

Hubo múltiples quejas durante el último mes hacia la ANSES de parte de los jubilados y pensionados que no pudieron cobrar sus beneficios por no acreditar debidamente su “fe de vida” en los bancos donde habitualmente perciben sus haberes.

Por esta razón el titular de la UDAI Posadas, Mario “Pichi” Esper Perié, conversó el fin de explicar sobre el funcionamiento de la “fe de vida” para cobrar estos beneficios.

“Lo primero que quiero aclarar es que la fe de vida es un requisito bancario, para demostrar la supervivencia de la persona, no es de ANSES”, indicó Perié, para luego explicar que antes de la pandemia “el mecanismo era cobrar en ventanilla, que es la forma natural de demostrar la supervivencia de un beneficiario”, siendo otra alternativa el pago de algún consumo con tarjeta de débito o crédito.

“Hoy los bancos, a través de la pandemia, establecieron un mecanismo alternativo por una exigencia natural del distanciamiento, que es la posibilidad de bajar las aplicaciones de cada uno de los bancos” explicó, siendo que para poder acceder se necesita establecer una “identificación biométrica”.

Esta identificación consiste en, una vez descargada la aplicación, demostrar que la persona que cobrará el beneficio está viva, sacándose una foto de frente y de perfil, además de adjuntar la foto del DNI.

“Esas son las formas que en un principio le demuestran a un banco que un beneficiario de jubilación o pensión está vivo en la actualidad, al momento de cobrar el beneficio. Depende también según la edad la periodicidad de esa fe de vida, de esa demostración de supervivencia de la persona”, expresó Perié.

Según la edad el tiempo estipulado para realizar esta “fe de vida” desde la aplicación son 3 meses desde los 60 a 85 años, y los mayores de 85 años deben realizar este trámite cada 60 o 45 días dependiendo del banco.

Según el titular de la UDAI Posadas, la mencionada acumulación de reclamos de los beneficiarios se dio porque se armó “un cuello de botella” debido a que hace dos años que no tenían que demostrar esta “fe de vida”, pero prevé que en los próximos meses el tramite se regularice.

Por la acumulación de beneficiarios que llegaron a ANSES a protestar por las complicaciones del tramite, Perié explicó que “tratamos de siempre estar informados y por otro lado operativamente en condiciones de dar la respuesta”. Muchos de los beneficiarios que se acercaban lo hacían porque veían que había colas enormes en el banco para poder reclamar.

Pero “en ANSES lo único que nosotros hacíamos era asesorarles, en muchos casos los operadores voluntariamente con la aplicación BMA en su celular le hacían el biométrico, pero tuvimos si muchas consultas sobre todo de gente que tuvo efectivamente algún inconveniente y le mandábamos una nota sellada de que la plata ya estaba acreditada en la cuenta”.

La “fe de vida” empezó a funcionar nuevamente el 1 de marzo, pero no tiene un tiempo límite, ya que según el titular si la persona no pudo cobrar por algún motivo puede hacer la “fe de vida” en cualquier otro momento y cobrar de todos modos.

“El beneficio no se le suspende, la fe de vida se necesita para cobrar, no es un requisito de ANSES”, subrayó Perié. Si el beneficiario no pudo cobrar en el mes anterior, si al mes siguiente registra la “fe de vida”, cobrará los dos meses juntos.

“El cuello de botella se dio porque todos los beneficiarios tenían que demostrar la fe de vida, algunos se complicaron más de la cuenta porque no podían cobrar con débito o crédito o se les venció la tarjeta o no la tenían y otros porque es cierto que la limitación es grande en este sector de beneficiarios”, concluyó.

Total Page Visits: 85 - Today Page Visits: 1