28 noviembre, 2022

Escuela de Innovación: más de 300 jóvenes están en lista de espera

Spread the love

Ofrece educación disruptiva desde hace tres años. El modelo se replica en 250 escuelas de la provincia. La institución este año tendrá sus primeros egresados

Cada vez gana más popularidad la Escuela Secundaria de Innovación, con 200 familias que llevan a sus hijos a aprender de forma diferente. El año pasado, hubo 1.000 consultas para el ingreso, de las cuales alrededor de 400 resultaron en preinscripciones e ingresaron 65 estudiantes. El resto continúa en lista de espera, esto es, unos 335 chicos. Incluso recibieron pedidos de otras provincias y países, pero todavía no cuentan con la capacidad para contenerlos.

Además, se toma nota de muchas experiencias del país  y del mundo. Los educadores trabajan con clubes de Artística, de Educación Física y de Deportes. Asimismo, emplean el Flipped Learning (aulas invertidas), las metodologías activas, el modelo de ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas (Stem, por sus siglas en inglés). “Todo esto hace que los alumnos puedan trabajar desde las ciencias duras haciendo prototipados, cantando, bailando, haciendo obras de teatro”, contó Ramiro Aranda, director del establecimiento.

El establecimiento ofrece una orientación en Informática con orientación en Robótica, es pública y gratuita, y se ubica en el barrio Kennedy de Posadas (por avenida Costanera pegado al Jardín Botánico). Los jóvenes asisten sin uniformes ni guardapolvos, pero llevan pantalones por seguridad cuando realizan ciertos tipos de trabajos, idea tomada de las escuelas técnicas. Además, se utiliza un sistema rotativo de uso de aulas. Las materias son las mismas que se dictan en las demás instituciones, pero lo que cambia es la programación curricular.

“Se puede dar Inglés con Matemática por dos horas, y después Matemáticas con Física por una hora; también Inglés con Geografía por una hora y luego un taller para trabajar la oralidad”, detalló Aranda en diálogo. Los formatos en los que se abordan las disciplinas pueden ser clubes, proyectos, módulos de aprendizaje integrado. En áreas como Historia y Geografía, realizan proyectos sociocomunitarios, de extensión e intervención en barrios, por ejemplo. Dentro de un aula puede haber hasta cuatro docentes trabajando juntos, también cursos. “Por ejemplo, si coincide la hora de Biología de tercero y primer año y están armando un proyecto, se los lleva a todos al laboratorio a experimentar”, comentó. No se trabaja por grupo, sino por equipo, es decir que cada uno cumple un rol importante, de modo que todos participen.

Desde sus inicios en el 2019, la matrícula creció un 385 %, afirmó Aranda. Actualmente, hay niños de 200 familias, con la capacidad al máximo. Por esta razón, abrieron una segunda división, ya que están en proceso de pleno crecimiento. Además, este año se recibirán los primeros egresados de la especialidad en Robótica y abrieron otro primer año “para atender la alta demanda”. Es que la Escuela de Innovación se distingue de las demás en que la robótica “no es un taller más, está dentro de la currícula. Somos la primera escuela del país que incorpora este espacio curricular como obligatorio”, destacó el directivo. En tanto, en tercer año se cursa la orientación en Informática con especialidad en Robótica, que también es pionera a nivel nacional. Asimismo, todos los espacios orientados, de tercero, cuarto y quinto año son de Inteligencia Artificial, Diseño y Modelado en 3D, entre otras.

Por ello, también reciben visitas de universidades que buscan observar su funcionamiento. De hecho, “nuestro modelo se está replicando en 50 escuelas más de toda la provincia y, a partir de este año, en 200 más, tanto públicas como privadas”, precisó.

Razones para inscribirse

Los chicos provienen de Posadas y de Garupá, pero la mayoría es de la capital. Específicamente, de barrios cercanos como Parque Adam, Santa Rosa y San Jorge, a quienes se da prioridad en las inscripciones por normativa, porque son los que “llegan al lugar caminando”.

La mayoría de los padres que inscriben a sus hijos lo hacen pensando en las herramientas que creen que adquirirán para ingresar al mercado laboral. En concreto, para que se puedan desempeñar en las nuevas empresas que están buscando programadores, según informó Aranda. Otros padres se enteran de que a los estudiantes “les encanta la escuela” y por eso quieren anotar a sus niños.

La institución busca brindar estas competencias y capacidades, y formar a los estudiantes como personas integrales para su inserción en la sociedad.

“Buscamos que no haya situaciones de violencia, pero no las invisibilizamos. Estamos formando ciudadanos para que empiecen a resolver conflictos y no a generarlos”, resaltó Aranda. El director consideró que estos objetivos se están cumpliendo. “Estamos avanzando a pasos agigantados”, recalcó. La institución funciona desde el año 2019 en jornada extendida.


En cifras

1.000
Hubo 1.000 consultas para el ingreso. Desde el 2019, la matrícula creció un 385 %. Los jóvenes asisten desde distintos puntos de Posadas.

Escuela de Innovación: más de 300 jóvenes están en lista de espera
Total Page Visits: 39 - Today Page Visits: 1