30 noviembre, 2022

Misiones paga el combustible más caro de la Argentina: estacioneros reclaman mayor rentabilidad para que no cierren estaciones de servicio

Spread the love

El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste (CESANE), Faruk Jalaf, apuntó al nuevo aumento de combustible, por lo que Misiones paga el combustible más caro la Argentina y la poca rentabilidad que se le atribuye a las estaciones de servicio. “Nos están ahogando, porque van a cerrar muchas estaciones si siguen con este criterio”, afirmó.

La problemática del combustible no cesó desde que se reabrieron las fronteras. Una gran demanda por parte, no sólo de nacionales, sino también de vecinos paraguayos y brasileros, está causando desabastecimiento en la materia prima. Esto debido al valor diferencial que se definió para el líquido, dejándolo a un 50% más barato que en países extranjeros. En este contexto, se sumó durante esta semana una nueva suba de precios a nivel nacional, aunque Misiones padeció de aumentos superiores, llegando a $124 el litro de Súper.

En esta línea, Jalaf compartió su inquietud sobre las exigencias que se le impone al interior del país y resaltó el poco margen de rentabilidad y de ingresos que quedan en las estaciones. “Cada día el incremento en los costos es para ellos (petroleras y Estado) con la inflación,  nuestros ingresos quedaron congelados. Con el 20% aumentado entre el mes pasado y este, a nosotros nos toca $1,70; lo demás es aumento para las petroleras”, explicó.

Por su parte, lamentó la suba de precios que afecta a los misioneros, y cuestionó las diferencias que existen entre las demás provincias con respecto a la Capital bonaerense. “Siempre reclamé porqué el interior del país debe tener el combustible más caro siendo que el mayor consumo está en Buenos Aires. Y siendo que acá se empezó a tener una actividad económica, industrial y agrícola mucho antes que en el resto del país”, cuestionó.

El aumento en el valor de la materia prima, sin embargo, no se percibe en los ingresos que reciben las estaciones de servicio, según refirió el titular, explicando que “de los $20 que aumentó, aproximadamente, a nosotros nos toca $1,70, dependiendo de la marca. ¿Qué hacemos? Nuestro costo operativo siguío aumentando, pero tuvimos menos ingresos, y más exigencias. Entonces nos tienen que ayudar”.

Y subrayó las demandas del sector: “No reclamamos aumento de precios, reclamamos que nos aumenten nuestra rentabilidad, que un porcentaje, al menos la mitad, sea para las estaciones y que así no cierren las fuentes de trabajo”.

Precios diferenciados para extranjeros

Con respecto a las ventajas que tienen”los de afuera” para comprar combustibles en el país, Jalaf mencionó que la devaluación del peso argentino con respecto a las demás monedas influye indudablemente. Sin embargo, discutió sobre los precios diferenciados que tienen los extranjeros, considerando que “en lugar de usar esta arma del combustible como para que vengan y compren de todo, la estamos limitando con precios diferenciales, que ellos nunca nos impusieron”. Y opinó que “el trato tiene que ser igualitario, a mi entender. Aparte, si vos tenés el precio barato, es problema tuyo, no de ellos. El combustible podría ser usado como un gancho para venderles otras cosas”, añadió.

Siguiendo con la comparación de los bajos precios con respecto a países como Brasil y Paraguay, el empresario señaló que es “porque tenemos un poder adquisitivo muy bajo. Y por lo tanto el Gobierno no puede poner un precio más alto, ya que nuestro poder adquisitivo, nuestra moneda, está muy devaluada”.

En relación con esto, reflexionó sobre la importancia de crear más empresas nacionales y así generar puestos de trabajo que equilibren la situación económica: “10 estaciones de servicio, por ejemplo, 10 PyMEs, genera aproximadamente 150 puestos de trabajo. Lo que genera mayor crecimiento de trabajo son las PyMEs, pero las están ahogando”.

Impuestos en combustible y rentabilidad

Por otra parte, Jalaf mencionó que aproximadamente la mitad de la venta de combustible se destina a impuestos. Sin embargo, explicó que este factor no incide en el precio. Ya que en la provincia este valor se paga el doble, pero sobre el diferencial generado. Así, refirió que antes “se pagaba sobre el volumen total, lo cual era una barbaridad”.

Concluyó que, desde la crisis del 2001 hasta la actualidad, “en Misiones se mantuvo la cantidad de estaciones, sumándose 5 más, y eso es gracias a que los ingresos brutos no son abusivos, sino que se paga sobre el diferencial”.

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1