8 diciembre, 2022

En Iguazú repusieron las naftas pero se agotó el stock en menos de un día

Spread the love

Las estaciones de servicios del municipio vendieron ayer todo el combustible de los camiones que llegaron el sábado. Por poco personal para atención, gasolineras cierran durante la madrugada

Desde hace meses, en Puerto Iguazú cargar combustibles se volvió una odisea para los automovilistas. Uno de los motivos radica en el crecimiento en el número de brasileños y paraguayos que traspasan la frontera hacia los surtidores de la ciudad para llenar los tanques, ya que en suelo argentino resulta hasta 50% más económico. Por la gran demanda actual, diversas estaciones de servicio cierran el mes con faltantes.

El viernes la situación se agravó más como consecuencia de que en Brasil entró en vigencia un incremento en la gasolina, a 6,96 reales el litro (equivalente a 260 pesos argentinos), por lo que creció el número de vehículos del vecino país para abastecerse de combustibles.

En tanto, durante el sábado, la mayoría de las estaciones de servicio de la Ciudad de las Cataratas recibieron a los camiones para reponer los combustibles. Sin embargo, a las pocas horas, se quedaron sin stock disponible para la venta. Es que ayer, según un relevamiento, cuatro gasolineras agotaron los productos en menos de un día y una esperaba al cierre de esta edición volver a contar con nafta.

A la par del incremento en el cruce de extranjeros a Iguazú para conseguir combustibles, también aumentó el número de particulares que se dedica a la reventa de manera informal, hecho que acelera la falta de stock de combustibles en poco tiempo.

Como se informó, en los últimos días se intensificó el movimiento en las calles y avenidas aledañas a los surtidores para llenar los tanques y, al mismo tiempo, el enojo de los ciudadanos ya que a pocos metros de llegar al objetivo, las estaciones se quedan sin producto o cierran.

Agotamiento instantáneo

Entre la mañana y la tarde del sábado, llegaron a Iguazú camiones con combustibles.

Por la tarde, ya con los surtidores con disponibilidad para abastecer la demanda, se intensificaron las filas para poder cargar gasolina.

Sin embargo, muchas de las estaciones ya quedaron sin producto para vender a la noche del sábado y, en otros casos, durante la mañana de ayer, según observó este matutino.

“El sábado estuve desde las 18 hasta casi las 21 en la fila de la YPF sobre la ruta 12. Cuando faltaba muy poquito para llegar se terminó el combustible. Me fui a la YPF del Centro, la fila estaba a seis cuadras de la estación, y a las 22 pasa un policía y avisa que cerraban a la medianoche. Cuando estaba a cuatro autos de cargar cuando cerraron”, contó Julia Davia, una vecina local.

“Volví a casa llorando y con mucha impotencia. No se puede seguir viviendo así. No me quedó otra que despertar y comenzar a averiguar a dónde ir a cargar. La YPF del centro tenía mucha fila y no había garantías de que alcance para todos. Dicho y hecho, a las 10 (de ayer) ya no tenían. A las 13 me enteré que llegó (el camión) a la otra YPF y fui, estuve casi una hora y pude cargar. Pero si no podía, no sé cómo haría para trabajar mañana (por hoy) y llevar a los chicos a la escuela”, recalcó Davia.

Por esta situación, tras la reposición, en 18 horas la ciudad quedó sin combustibles. Y mientras se espera la reposición a través de los camiones, la fila de autos y motos crece y se multiplica el número de rodados tanto argentinos como extranjeros para poder llenar los tanques. En muchos casos, se demanda entre seis y diez horas para poder conseguir el producto.

Postal que se repite hace 4 meses

El problema para cargar combustible en Iguazú no es actual, sino que se registra desde noviembre, después de la reapertura de la frontera con Brasil.

En el medio de la gran demanda y las extensas filas, se dispusieron diferentes medidas para paliar la crisis y el enojo de los automovilistas por el tiempo de espera.

Una de ellas fue la implementación de un carril diferencial, que se impuso en noviembre. En tanto, desde diciembre rige el horario diferenciado para la compra de combustibles por parte de los extranjeros y, a la par, desde el municipio se comenzó a controlar en inmediaciones de las estaciones para erradicar la reventa, aunque esto no solucionó la problemática de la escasez.

Luego, las estaciones de servicio YPF pusieron el precio diferenciado, elevando a 150 pesos el litro de premium.

En este contexto, desde el gobierno provincial elevaron reiterados pedidos a Nación para lograr una solución a una postal que se repite hace cuatro meses en Iguazú. Sobre este punto, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martinez, el pasado 11 de febrero manifestó en conferencia de prensa que recibieron el pedido de los gobernadores y que estimaba que en marzo la situación estaría normalizada. Pero el problema se agravó en lo que va del mes.

Larga espera y cierre nocturno

En Iguazú, los conductores deben planificar el día para cargar combustible ya que deben estar dispuestos a levantarse por la madrugada para ser los primeros en las filas de las estaciones que cierran por la noche o simplemente organizarse de manera tal que puedan disponer de dos a cuatro horas para permanecer en las filas esperando el turno para llenar el tanque. No obstante, estar en la fila no garantiza que puedan lograr el objetivo ya que muchas veces el combustible termina o por las noches cierran las gasolineras hasta primeras horas por seguridad.

Sobre este punto, varias estaciones de servicio de la ciudad optan por cerrar durante la noche, algunas desde las 22.30 y otras desde la hora 0 hasta las 6. Esta maniobra permite que el mayor caudal de nafta pueda ser adquirido por los argentinos ya que el turno noche, según la ordenanza 46/21 recientemente aprobada, favorece a los extranjeros que están habilitados desde las 23 hasta las 6 de la mañana. No obstante esta medida también deja a muchos conductores que estaban en la fila sin lograr cargar.

El límite en el horario de atención durante la mañana se debe al poco personal de atención para los surtidores, además de que las prestatarias concentran a los trabajadores durante la mañana, en el pico de la manda.

Entre el viernes y el sábado, en Iguazú se observó caos en inmediaciones a los surtidores por los carriles exclusivos para los taxistas, para los argentinos y para los extranjeros.

La diferencia motiva el cruce

Como se mencionó, el combustible en la Argentina resulta hasta 50% más económico que en Brasil y en Paraguay.

En este contexto, el viernes quedó oficializado el incremento de precios en los combustibles en la vecina ciudad de Foz de Iguazú, Brasil. La suba, que fue de 50 centavos de reales (equivalente a 16 pesos argentinos), impulsó aún más la reventa y el arribo de brasileños a la Ciudad de las Cataratas en busca de nafta.

Según indicaron medios de Foz, el litro de natfa subió a 6,96 reales, que equivale a unos 260 pesos argentinos por cada litro aproximadamente. Esto significa que resulta 110 pesos más barato de lo que pagarían en su país, si se toma en cuenta el precio diferenciado que se aplica a los extranjeros, que es de 150 pesos. Incluso, muchos de los brasileños optan por la reventa, que es de 200 pesos por litro.

En cifras

R$6,96 El valor actual del litro de combustible en Brasil tras el incremento que entró en vigencia el viernes. Equivale a 260 pesos argentinos.

6 La cantidad de horas que deben esperar automovilistas locales y extranjeros para poder llenar los tanques. Incluso, la demora se eleva hasta diez horas.

Total Page Visits: 131 - Today Page Visits: 1