28 noviembre, 2022

Juego peligroso: jóvenes entran a edificio abandonado y trepan hasta el helipuerto

Spread the love

Vecinos mostraron su preocupación ya que desconocidos caminan por el helipuerto o sectores del edificio que llevan años en desuso y temen que puedan producirse accidentes

Si bien se trata de una propiedad privada, la Torre Marconi en la esquina de la calle Ayacucho y avenida Mitre de Posadas se convirtió en un fetiche para curiosos que quieren ingresar al predio, tomar fotografías y acceder al helipuerto.

Pese a tener sus puertas y ventanas tapiadas y cubiertas con maderas y ladrillos, en los últimos días se difundieron imágenes en las redes sociales de jóvenes que lograron ingresar y caminaron por la terraza, con el grave riesgo que eso representa.

Es que el edificio de ocho pisos está abandonado desde fines de los años 90, aunque en 2005 se realizó allí adentro una feria de animales exóticos que convocó a miles de personas, la construcción viene deteriorándose de manera constante con el pasar de los años.

Se trata de una torre emblemática para la capital misionera pero que está fuertemente corroída y representa un grave peligro tanto para transeúntes como para cualquier persona que ingresa al lugar, tal es así que permanentemente se desprenden vidrios o mampostería de la fachada.

Y toda esa cuadra se convirtió en un espacio donde viven circunstancialmente personas que deambulan por la ciudad realizando arte callejero en los semáforos.

Se recorrió la zona y habló con algunos vecinos que reafirmaron lo antedicho. Aseguraron que cuando cae el sol toda la cuadra es una boca de lobo y deambula por la zona gente “que no es de acá”, dijo un comerciante. “Toman alcohol, se pelean entre ellos, poca gente quiere pasar por este lugar caminando”, sostuvo el hombre mientras contó que al edificio siempre entra gente y pasa tiempo allí.

Otro vecino de la zona comentó que “desde mi balcón puedo observar que en determinados momentos de la noche se ve que anda gente por adentro. No siempre suben al helipuerto, pero se ve que caminan y se iluminan con linternas o las luces de los celulares”.

En tanto, personas que se comunicaron con este medio manifestaron su malestar con la situación. “Si tenés un baldío con el pasto alto te multan, ¿y esto? Se caen los vidrios a la vereda y nadie hace nada”, dijo Adrián Rodríguez.

“Para que esto no suceda, el Estado o la Justicia, o al que corresponda, debe tomar medidas urgentes. Es una pena que una hermosa edificación quede así, abandonada y solo para juntar mugre y que pasen estas cosas”, indicó por su lado Ariel Cardozo.

“Hasta que no pase alguna desgracia nadie va a tomar medidas, como siempre”, destacó por su lado Ivanna Gerega.

Por otra parte, este medio también se comunicó con la Municipalidad de Posadas desde donde señalaron que de momento no tienen ninguna denuncia formal por la situación del edificio.

La familia Nielsen, propietaria de la torre, se encontraba hace algunos años en litigio judicial por la estructura. Este medio intentó comunicarse con ellos, pero hasta ayer no obtuvo respuestas.

En cifras
2.800
El lugar tiene una superficie de 2.800 metros cuadrados, fue edificado sobre una casona del año 1932, de la que se conserva la fachada.

Total Page Visits: 73 - Today Page Visits: 1