28 noviembre, 2022

Realizan operativos para evitar contrabando de combustibles

Spread the love

Inspectores de tránsito desalientan la modalidad. Pero siguen detectando a quienes cargan para revender en Paraguay.

En los últimos días se pudo contemplar en la ciudad de Puerto Iguazú un aumento en la cantidad de vehículos argentinos en las filas de las estaciones de servicio. Contrario a lo que ocurría semanas atrás, según indican los encargados de las gasolineras, solamente el 30 por ciento de los clientes son extranjeros, el resto son argentinos y en su mayoría vecinos de la localidad que concurren al menos dos veces al día a cargar combustible.

Si bien los inspectores de transito realizan controles para evitar la reventa de combustible o el contrabando, no han logrado una disminución del consumo.

Con la baja de la demanda del delivery de agua potable por la normalización del servicio en un 90 por ciento, muchas personas se volcaron a la reventa de combustibles y están al pendiente de la llegada de los camiones en las estaciones de servicio para proveerse.

Algunos de los que lleva adelante esta maniobra pasan el día en las filas – principalmente de aquellos surtidores que aún venden combustible en bidones-  y también llenan el tanque al menos una vez en cada estación de servicio.

Operativos de control

Desde el Departamento de Tránsito municipal implementaron desde el miércoles varios  operativos de control en las gasolineras.

Los inspectores controlan la documentación de los vehículos y solicitan la VTV. No obstante, no tienen la autoridad necesaria para revisar el baúl de los vehículos e incautar bidones que podrían ser usados para almacenar nafta, que luego sería destinada para reventa o contrabando hacia Paraguay.

“Tenemos controles desde las 5 hasta las 22 en las estaciones de servicio tal como lo han solicitado desde el Concejo Deliberante”, explicó Nicolás López, jefe de Tránsito municipal.

Sin embargo, pese los controles, el combustible no alcanza y cada 36 horas las gasolineras reciben a los camiones. Incluso muchas de esas veces, no alcanza a cubrir la demanda por más de 14 horas.

En consecuencia, el desabastecimiento provoca la ira de muchos conductores que pasan horas en la fila. El domingo se registró un pelea, que llegó a la agresión física, entre dos ciudadanos oriundos de Puerto Iguazú que esperaban en la fila.

Según los dichos de uno de ellos, el otro hombre involucrado se dedica a la reventa de combustibles. No hay denuncias formales en ninguna comisaría de la Policía de Misiones, sin embargo la discusión y posterior pelea fue registrada por un tercero que difundió las imágenes en las redes sociales. 

Total Page Visits: 40 - Today Page Visits: 1