8 diciembre, 2022

“Novio con campo” y “que no me gorreen”, los bizarros pedidos al “árbol de los deseos” de Capioví

Spread the love

Imágenes con las insólitas y, por momentos grotescas, tarjetas colocadas anónimamente en el árbol de los deseos montado en la Plaza de Los Pioneros de Capioví fueron furor en las redes sociales este lunes.

 Con motivo de la celebración de la Navidad, el municipio de Capioví dio el visto bueno para la instalación de un “árbol de los deseos”, en la plaza de Los Pioneros, el pasado 28 de noviembre. En el árbol, vecinos de la ciudad escriben deseos en tarjetas que dejan colgadas en las ramas del especímen, en cuya base instalaron un cartel con la designación aludida, “Árbol de los Deseos”.  

Esta instalación, que forma parte de exposiciones con temática navideña se convirtió en noticia en las redes sociales por el tenor de algunos mensajes escritos y dejados –anónimamente- en el árbol, expresando los deseos e ilusiones para el año venidero.

Algunos de los mensajes dejados fueron esperables, tales como “conseguir trabajo”, “tener salud” o “prosperidad”, etc. Sin embargo, hubo algunos mensajes que llamaron la atención por su contenido o sus implicancias en un plano cultural. Inmediatamente comenzaron a circular en las redes sociales.

Entre los mensajes anónimos más bizarros que circularon aparecen los de “novio con campo”, “tener mucha plata y que no me gorreen” y “deseo actris porno” (sic).

¿Sarcasmo o pedido serio?

Por el momento no se sabe si estos mensajes forman parte de uno o varios bromistas, que apelan al humor para hacer visibles las contradicciones de la vida moderna. O si realmente surgieron de forma espontánea, de una o varias personas que dejaron sus deseos para el año próximo, por escrito, creyendo en la “mística” navideña.

Algunos de estos mensajes –sea por ironía o por mistificación- parecen ilustrar algunos de los problemas propios de las sociedades capitalistas modernas: la necesidad de la seguridad material por la vía de las relaciones sexuales/sentimentales; las infidelidades de pareja o la idolatría de determinados tipos corporales en un contexto de mercantilización del sexo y de las personas.

Como sea, estos bizarros mensajes ponen en tela de juicio la idea de la movilidad social ascendente a través del estudio o del trabajo. Sin mencionar las cuestiones relacionadas a la dificultad para expresarse cuando el hablante desconoce su propia lengua. Como ocurre con el mensaje en el que no se especifica si se desea “ser”, “conocer a” o “intimar con” una mujer de la industria de la pornografía.

Total Page Visits: 46 - Today Page Visits: 1