28 noviembre, 2022

Incendio consumió la casa de trabajadores en Ruiz de Montoya

Spread the love

Un cortocircuito originó el fuego que consumió el inmueble de madera. Cinco personas se quedaron con lo puesto, entre ellos dos menores de dos y tres años.

Un voraz incendio se registró ese domingo en una casa de madera en la localidad de Ruiz de Montoya, dejando con lo puesto a dos peones que trabajan en la chacra y que uno de ellos tiene esposa y dos hijos menores.

Ernesto Zimmermman, propietario del inmueble de madera, le daba casa y trabajo a dos hombres para que cuiden los animales en la chacra, por lo que entre el dolor de haber perdido el lugar donde alojaba a sus empleados de confianza, sintió el respaldo de toda la comunidad y hasta de Capioví.

“Esta casa tenía entre 70 u 80 años, recuerdo que hay allí de cuando era chico y que estaba junto con mis padres, incluso era doble madera, yo le doy techo a mis peones y ese era el lugar donde habitaban”.

El fuego se originó por un cortocircuito, cayendo una lámpara a uno de los colchones, se empezó a quemar y se propagó en cuestión de minutos”, dijo Zimmerman. A su vez detalló que él justo había salido con sus peones a buscar carne, por lo que la esposa de uno de los peones al rato llamó y contó lo sucedido. “Ella sintió que algo se estaba quemando, le dio tiempo de sacar a los hijos del lugar nada más”. De todas formas, Ernesto sostuvo que no fue culpa de la mujer el siniestro.

En el sitio residían Camilo Viera, un señor viudo que trabaja para Zimmermman ya hace varios años, a su vez le dio empleo hace dos semanas a Hugo Jesuino, oriundo de Capioví quién llegó junto con su esposa y sus dos hijos menores de edad, un varón de tres años y una nena de dos.

La solidaridad de la gente no tardó en llegar y ambos municipios empezaron a ayudar, destacando la compañía del intendente Victor Vogel de Ruiz de Montoya y Alejandro Arnhold de Capioví. “Ni la mamadera de la nena se pudo sacar, ya colaboraron con colchones y algunas cosas más, pero lo que más necesitan es ropa porque quedaron con lo puesto”, dijo Zimmermman.

El predio quedaba a un kilómetro del casco urbano de la localidad y que a pesar de la tristeza de haber perdido su casa, encontró la unidad de dos localidades, empezando a aportar material para quiénes se quedaron sin nada.

Total Page Visits: 59 - Today Page Visits: 1