6 octubre, 2022

Cáritas promueve emprendimientos para generar trabajo en la comunidad

Spread the love

A través de la donación de insumos y equipamientos, pusieron en marcha una peluquería y un taller textil. El próximo proyecto es una panadería en Candelaria.

Ya lo dijo Karl Marx en el siglo XIX: “El trabajo dignifica al hombre”. En medio de un contexto socioeconómico poco alentador, generar trabajo puede ser una tarea ardua pero no imposible. Este fue el objetivo que se puso Cáritas Posadas desde hace algunas semanas y hoy el proyecto ya dio sus primeros frutos. 

Mediante la donación de insumos y equipamientos, hoy funcionan a pulmón una peluquería, un taller textil y está pronta a inaugurarse una panadería. Además, un grupo de internas de la Unidad Penal 5 realizan todo tipo de trabajos en crochet que posteriormente se venden en la parroquia Sagrada Familia, a cargo del sacerdote Alberto Barros, vicepresidente de la organización.

En relación a la peluquería, quien fomentó el proyecto fue Mario Andrés Jalenga, integrante del grupo de jóvenes de Cáritas y quien actualmente se está formando en el oficio. Aunque aún trabaja con un fin solidario, el objetivo es poder convertirlo en un trabajo remunerado. 

“Desde Cáritas decidimos comprarle los elementos que se utilizan en una peluquería como para comenzar su emprendimiento y que él en algún momento pueda cobrar por su trabajo”, contó Rocío Strupsceki, directora de Cáritas Posadas.

Por su parte, Jalenga contó: “El proyecto viene de hace unos meses, con unos compañeros de la academia vamos a los barrios, capillas, parroquias, y hacemos cortes a cambio de un alimento no perecedero. La comunidad colabora bastante y de paso nos ayuda a crecer en esta profesión ya que es práctica para nosotros”.

“Seremos pocos integrantes pero detrás hay mucha gente que nos colabora y nos apoya también, ya sea cediendo espacios para que esta actividad pueda realizarse, prestándonos alargues para poder conectar las herramientas o preparando un almuerzo, ya que arrancamos cerca de las 10 y hasta las 15 sin parar. Sean niños o adultos, se van felices luciendo su cambio de look”, expresó.

Fuerza de voluntad

Otro de los proyectos impulsados por Cáritas Posadas es un taller textil, generado a partir de la donación de una máquina de coser, telas e hilos para que un grupo de mujeres del barrio Cruz del Sur pudieran generar ingresos para reforzar los pocos que ya tienen como fruto del empleo doméstico y otros trabajos precarizados. 

María Porto es quien lleva adelante el emprendimiento. “Arrancamos hace unas semanas, somos un grupo de mujeres, en su mayoría desocupadas. Yo trabajo en una cooperativa municipal pero otras no tenían trabajo”, comenzó relatando. 

Actualmente son unas diez mujeres, quienes ante la propuesta de María, no dudaron en arrancar a coser. Guiadas por una de ellas, quien ya tiene experiencia en el rubro, se reúnen de dos a tres veces por semana en el salón comunitario del barrio y confeccionan cortinas, delantales y ajuares para bebés, entre otros elementos.

“Vamos yendo, con mucho ánimo y entusiasmo de salir adelante con este proyecto porque acá en Cruz del Sur hay mucha pobreza. Es algo que nos gusta y juntamos algo de plata, ya se nos vienen las Fiestas y tengo la esperanza que vamos a mejorar”, expresó María. 

El emprendimiento lleva el nombre de San Cayetano por ser el patrono del trabajo, “así que estamos con todos los ánimos de seguir creciendo. Esto es fuerza de voluntad, tener ganas de trabajar y salir adelante”. Las ventas las realizan a la salida de las misas en diferentes parroquias barriales, ferias o entre sus propios vecinos. 

En relación a los otros proyectos, la directora de Cáritas comentó que recientemente se realizó la donación de un horno pizzero y una cocina industrial para el comedor Don Bosco, de Candelaria, “y la idea es capacitar a las mismas personas que colaboran en el comedor para que puedan aprender a hacer panes y venderlos ahí en el barrio”.

En relación a esta línea de oficios que están siendo cultivados, aseguraron que “emprender es un acto de fe y perseverancia ante tiempos tan complejos que vivimos como país”.

Un camino terapéutico

Las oportunidades son las mismas para todos. Por eso, la organización trabaja con internas de la Unidad Penal 5, a quienes se les proporciona hilos y elementos para que puedan realizar confecciones en crochet que posteriormente son vendidas al final de las misas de las parroquias Sagrada Familia y Stella Maris. 

“Este trabajo, como varios otros, se transforma en un camino terapéutico, de aprendizaje del oficio, de valoración personal y de dignidad, al constatar que sus producciones textiles son valoradas y compradas. Cada persona que compra lo hace poniendo el precio que considera justo, desde la caridad. El resultado es de una generosidad notable”, reflexionaron desde Cáritas.

“A veces es difícil el camino hacia la reinserción social, familiar y laboral al término de la condena”, resaltaron. El dinero se entrega a los familiares de las internas para que les compren lo que necesitan. 

Total Page Visits: 37 - Today Page Visits: 1