8 diciembre, 2021

Posadas: apelaron la prisión domiciliaria de Santiago Negrete

Spread the love

El fiscal de la causa Christian Antúnez señaló que “no están dadas todas las condiciones” para que el acusado sea favorecido con ese beneficio y pidió que el juez revoqué su decisión para que el joven de 20 años continué el proceso en la cárcel.

El fiscal de Instrucción número 2, Christian Oscar Antúnez Nerenberg, interpuso este lunes ante el Juzgado de Instrucción 2 de Posadas un recurso de apelación al arresto domiciliario de Santiago Negrete, acusado de intento de homicidio contra Manuel Sánchez.

El juez que interviene en la causa Juan Manuel Monte dictó la semana pasada la prisión preventiva del joven de 20 años, pero hizo lugar a un pedido de la defensa y le otorgó la prisión domiciliaria, «morigerada por cuestiones de salud «.

Ahora, el fiscal penal Christian Antúnez pidió que se revierta el beneficio. Argumentó que las pruebas médicas presentadas «no son concluyentes» acerca de la patología que estaría sufriendo el acusado y  señaló que podría continuar el proceso judicial en la cárcel y realizar su tratamiento médico en simultáneo,  entre otras consideraciones.

También hoy, Fabián Negrete, padre del imputado, aseguró que los motivos que llevaron a este cambio de modalidad se relacionan con razones de salud mental.

Según su testimonio, en los últimos meses se realizaron al menos seis o siete informes médicos y  en la comisaría, Santiago Negrete, comenzó con un tratamiento psicológico que se vio interrumpido debido a las condiciones del lugar.

Ahora, el juez Montes deberá resolver si acepta el pedio de la fiscalía y rectifica su decisión o si, por el contrario, ratifica la medida.

Caso Manuel Sánchez: paso a paso, la reconstrucción del hecho 

Santiago Negrete, el joven de 20 años que atacó en la madrugada del 13 de abril a su “amigo” Manuel Sánchez (19), se presume que planeó por varios días el ataque, que sabia los caminos que con frecuencia transitaba y  que el día del ataque, Manuel Sánchez se encontraría en la casa de su novia.

Tomó un arma calibre 22, propiedad de su padre, Fabián Negrete y, además, llevo consigo un cuchillo de mesa, marca Tramontina, y se dirigió al lugar donde esperaría a Manuel Sánchez.

En horas de la madrugada, aproximadamente a las 12, del día 13 de abril, Manuel Sánchez sale del domicilio de la joven, ubicada en cercanías al Colegio San Arnoldo Janssen y se dirige a su morada, tomando como de costumbre la Avenida Ituzaingó.

Los hechos del caso se remiten a la madrugada del 13 de abril. Manuel se encontraba en la casa de su novia. “Llegue temprano para cenar, entre las 7 y las 8 de la noche. Dependiendo del día y el posicionamiento del auto agarraba a veces la Avenida Ituzaingo y otras tantas Chacabuco”, dijo

En el camino es interceptado por Santiago Negrete, aparente amigo, con la excusa de que se habría quedado sin auto (pero había estacionado su vehículo a unas cuadras). Manuel, un chico solidario, no dudó y accedió a acércalo a Negrete hasta algún lugar, sin destino aparente.

Hicieron pocas cuadras, cuando Negrete sacó el arma calibre 22 de la mochila que llevaba consigo y le efectúa un disparo a Manuel Sánchez en la zona de la mandíbula, algo muy raro ocurrió, la bala rebotó y salió por el parabrisas. Fue allí cuando nuevamente disparó y la segunda bala quedó alojada en la parte de la mandíbula superior, muy cercana a la sien, que por centímetros o quizás por un milagro no ingresó donde lo había planeado Negrete. Además, con el cuchillo mencionado lo apuñalo en la zona del pulmón, dejándole una herida de extrema gravedad.

“Al momento del primer disparo no entendía que estaba pasando, sentí un golpe fuerte hasta que vi que tenía un arma, no me lo esperaba”, recordó Manuel Sánchez.

Manuel perdió el control del vehículo y chocó contra un poste (avenida Cabred y perito moreno). Sánchez con gran esfuerzo se quitó el cinturón de seguridad, logró salir del vehículo y es seguido por el agresor, quien a pocos metros logra derribarlo, se le sube encima, lo patea, efectúa golpes de puño y golpeaba la cabeza del joven (indefenso) contra la vereda de cemento.

“Cuando chocamos con el auto, salgo corriendo tratando de escapar hasta que en un momento quedo inconsciente. No recuerdo mucho del tema, lo único que intentaba era escapar desesperado, quede inconsciente y es ahí cuando llega Iris”.

Como se puede ver por las cámaras de seguridad, es allí cuando Negrete vuelve al vehículo en busca del cuchillo, que se había roto, para terminar lo que había empezado.

Minutos después, llega la enfermera del milagro, se arroja sobre Manuel Sánchez y logra que Negrete cese en el ataque por unos segundos, pidiéndole que lo deje morir al joven atacado (con una suma frialdad que asusta, según relató la enfermera). Llegó la policía y el agresor intentó darse a la fuga y es detenido gracias al accionar de un vecino, quien lo “tackleó”.

Aproximadamente a las 0:30, Manuel Sánchez fue llevado de urgencia al Hospital Ramón Madariaga. Es operado de la herida en el pulmón y se esperaba por la operación de la cabeza para poder sacarle los pedazos de bala. ¿Negrete utilizó una bala punta hueca? Ya que la misma al ingresar en la mandíbula de Sánchez se despedazó y afecto no solamente parte de la boca, sino también alrededor del ojo.

El mismo día, en horas de la noche se conoció el audio de la enfermera donde contó el ataque de Negrete a Sánchez del cual fue testigo.

Al otro día, 14 de abril, le realizan a Negrete las pruebas de parafina que otorgan resultados positivos en su mano derecha y confirmando la sospecha, había efectuado dos disparos, el cual se ponía en duda a partir de los relatos de vecinos.

El viernes de esa semana Negrete es citado a indagatoria a las 7 de la mañana, en el Juzgado de Instrucción 2, frente al Juez Juan Manuel Monte. Le designan una abogada de oficio. Negrete no declara y es imputado por homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa y uso de arma de fuego. Es trasladado nuevamente a la Comisaria donde hasta el día de hoy se encuentra, esperando a que el Magistrado dicte o no la prisión preventiva y sea alojado en una Penitenciaria.

En simultáneo, Manuel Sánchez es dado de alta y recibido en su domicilio por sus seres queridos. Vale aclarar que continúa con internación domiciliaria, debido al peligro de contagio de covid-19 en el Nosocomio.

El 29 de abril, el Honorable Concejo Deliberante de Posadas le entregó la Medalla al Valor a Daiana Iris Velázquez, la enfermera que socorrió a Manuel Sánchez tras ser atacado, quien es la heroína y el ángel de la guarda del joven, según propias palabras de Mónica Pelinski, madre de Manuel Sánchez.

El 30 de abril, Manuel Sánchez fue intervenido quirúrgicamente para extraerle la bala que tenia alojada en la mandíbula y así pudo empezar su recuperación.

Con todas las de perder

Varias son las pruebas que condenarían al joven de 20 años, prueba de parafina positiva en su mano derecha, tenencia ilegitima de arma de fuego calibre 22, perica toxicológica que indica que estaba perfectamente consciente al momento de atacar a Sánchez y, el testimonio de Daiana Iris Velázquez, la heroína.

El último avance del expediente fue la declaración testimonial de Manuel Sánchez el pasado 8 de junio, en el Juzgado de Instrucción N°2, ante el Juez Juan Manuel Monte, en el cual ratificó la denuncia realizada cuando se encontraba internado en el Hospital Ramón Madariaga, pasadas algunas horas de haber sufrido el brutal ataque por parte de su “amigo”.

En simultáneo, se había realizado una pericia psiquiátrica a Santiago Negrete. Intervinieron un médico psiquiatra del poder judicial, un médico clínico del poder judicial y otro psiquiatra propuesto por el imputado, cada uno de los cuales se entrevistó con el imputado.

Una vida casi normal, pero con un daño irreparable

Manuel Sánchez continúa su recuperación y evoluciona favorablemente. Kinesiología, psicólogos y constantes consultas médicas, se convirtieron en su rutina del día a día.

Más de siete meses pasaron para que Manuel Sánchez pudiera intentar continuar con su vida casi normalmente, pero con una escena de terror en la mente que le será casi imposible olvidar.

La confianza en sus seres cercanos no será igual, debido a que la misma se perdió el día de que su “amigo” lo intentó asesinar a sangre fría, efectuándole dos disparos con un arma calibre 22 y, como si fuera poco, lo acuchilló con un tramontina, asfixió y efectuó contundentes golpes al indefenso Sánchez, buscando solamente un único final.

Cabe recordar que Manuel fue intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades, una de urgencia al momento del ataque para poder parar el sangrado y salvar su vida debido a la considerable herida que tenía en su pulmón y, semanas pasadas de esto, fue intervenido nuevamente para poder extraerle los restos de la bala que habían quedado alojados en su cráneo.

Manuel Sánchez es egresado del Colegio San Arnoldo Janssen y, hasta antes del intento de homicidio, era estudiante de ingeniería en la Universidad Nacional de Misiones (UNAM), con el sueño de estudiar en el Instituto Balseiro, en San Carlos de Bariloche.

Estas ilusiones se encuentran en stand by por el momento, debido a que su vida dio un importante giro desde aquella madrugada del pasado 13 de abril. “Le preguntaría a Santiago Negrete por qué lo hizo” dijo Manuel Sánchez. También en aquella oportunidad, manifestó desconocer el motivo del ataque, “nunca me habría esperado eso por parte de él”.

“Hice lo que tenía que hacer, le devolví un hijo a una madre”, dijo Daiana Iris Velázquez es sin dudas el ángel de la guarda de Manuel. La mujer fue quien cesó el ataque de Negrete hacia Sánchez, salvándole así la vida. “Hice lo que tenía que hacer, le devolví un hijo a una madre”, dijo la enfermera exclusivamente.

Total Page Visits: 9 - Today Page Visits: 1