7 diciembre, 2021

Importaciones de soja de China se hunden a mayor nivel de 2020: ¿Cómo afecta a la Argentina?

Spread the love

El principal comprador mundial de soja importó 5,11 millones de toneladas de semillas oleaginosas en octubre, frente a 8,69 millones de toneladas un año antes.

Las importaciones de soja de China se hundieron en octubre un 41,2% respecto al año anterior a su nivel más bajo desde marzo de 2020, ya que los bajos márgenes de procesamiento frenaron la demanda. El principal comprador mundial de soja importó 5,11 millones de toneladas de semillas oleaginosas en octubre, frente a 8,69 millones de toneladas un año antes, mostraron los datos de la Administración General de Aduanas.

Las compras de soja de China en octubre también bajaron desde las 6,88 millones de toneladas importadas en el mes previo, de acuerdo a los datos oficiales. China compró 79,08 millones de toneladas de soja en los primeros 10 meses del año, un 5% menos que el año anterior. La industria había aumentado las compras a principios de año en previsión de una fuerte demanda de una piara de cerdos en rápida recuperación, pero luego la oferta de animales superó la demanda, provocando una caída de los precios.

A principios de septiembre, los márgenes de procesamiento de soja fueron negativos tras alcanzar un mínimo histórico en junio. Sin embargo, los márgenes mejoraron durante ese mes debido a la disminución de las existencias.

¿Cómo afecta a la Argentina?

Argentina es el tercer productor mundial de soja y mayor exportador global de harina y aceite de la oleaginosa y China es uno de los principales compradores. Pero las malas noticias de China hace tiempo se vienen reflejando en las predicciones del sector: una contracción de la producción en soja hizo que Brasil y Estados Unidos comenzaran a ganar el terreno que la Argentina perdió.

Para este ciclo agrícola se prevé 16,5 millones de hectáreas, siendo la menor área en 15 años, y una producción de 44 millones de toneladas, la misma cantidad que el año previo. En el país ha ido cayendo el área sembrada como la producción. Tomando la campaña 2010/11, la superficie alcanzó las 18,5 millones de hectáreas y se cosecharon 49,2 millones de toneladas, según los datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El récord de producción fue en la período 2014/15, con una cosecha de más de 60 millones de toneladas en 18 millones de hectáreas (100.000 hectáreas menos que el año previo que había sido histórica). Pero a partir de este ciclo la cosecha y la superficie comenzaron a descender hasta los 43,5 millones de toneladas en las 17,2 millones de hectáreas del ciclo 2020/21.

Así, comparando la campaña 2010/11 versus la campaña 2020/21 (la década pérdida) el área y la producción cayeron un 11%. Algunos de los aspectos señalados por una pérdida de cuota de mercado tiene dos principales razones señaladas por el sector: presión tributaria (33% de retenciones) y la falta de políticas claras para la introducción de nuevas tecnologías como puede ser una nueva Ley de Semillas o mayor control en el uso de biotecnología.

De todas maneras, pese a las trabas que señala el complejo sojero para crecer, sigue siendo el principal generador de dólares de la Argentina. En octubre, los ingresos de divisas por exportaciones agroindustriales marcaron un nuevo récord como consecuencia de los precios internacionales de granos. Así lo reflejó el informe mensual que en las últimas horas publicó la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportador de Cereales (CIARA-CEC).

En octubre las empresas agrupadas en CIARA-CEC liquidaron 2.416 millones de dólares, un retroceso del 1% en relación a septiembre y un aumento interanual del 40,8%. Además, en los primeros 10 meses del año el aporte fue de 28.087 millones de dólares, un 66,6% más en relación al mismo período del año pasado. Ambas cifras, dijeron desde la entidad, son una marca histórica para este siglo. El aporte récord se explica por el sostenido crecimiento de los precios internacionales que comenzó en septiembre de 2020 y alcanzó su pico máximo en mayo pasado, cuando la soja en el mercado de Chicago superó los 600 dólares la tonelada.

Una caída de compras de China obliga a la Argentina a recuperar terreno y avanzar en nuevos mercados si busca aprovechar el buen escenario de los precios internacionales.

Total Page Visits: 14 - Today Page Visits: 1