3 octubre, 2022

Alumnas de un colegio religioso de Posadas denuncian abusos y amenazas de índole sexual

Spread the love

Se trata de estudiantes de 2do año división B del Colegio Roque González, quienes por falta de respuestas concretas de las autoridades escolares decidieron realizar una “sentada” este jueves por la mañana pidiendo una sanción ejemplar para los jóvenes implicados. La aberrante justificación de una preceptora.

En horas de la mañana de este último jueves en el colegio religioso Roque Gonzáles de la ciudad de Posadas, alumnas del segundo año división B, decidieron realizar una protesta en el patio de la institución. Frente a la falta de respuestas de las autoridades escolares por la denuncia de acoso sexual y amenazas de la misma índole por parte de sus compañeros de curso.

Esta situación viene desde comienzo de año, sin embargo, esta semana se agravó luego de viralizarse capturas de chats en un grupo de varones. Los mensajes hacían alusión a actos de abuso, violación, tortura y hasta secuestro a sus compañeras.

Una madre de una de las adolescentes víctima de esta situación, radicó una denuncia en la Policía de Misiones luego de enterarse lo que pasaba en el curso y explicó que “nuestras hijas presentaron una nota en el colegio contando lo que sufren desde principio de año y se nos informó en el grupo de WhatsApp de padres. Ahí hablamos con ellas y nos mostraron los chats de las cosas horribles que decían los alumnos”

Reveló, además, que no solo se trata de acoso sexual mediante mensajes, sino que también dentro del curso. “Le levantaban la pollera, le sacaban fotos desde abajo cuando estaban paradas y pasaban las fotos en los grupos, las manoseaban y era un acoso constante. Mi hija no quería ir más al colegio”. Por ello, los padres fueron al colegio para hablar con el rector quien se desligó del problema alegando que “no es un problema nuestro”.

“Fuimos a exponer la situación al rector, pedimos una sanción, pero no nos tomaron la denuncia y les dijimos que esto pasaba en horario de clase y era su responsabilidad. Las nenas están cansadas y no pasó solo un día, viene pasando desde principio de año”, agregó la denunciante.

Los alumnos señalados como los acosadores tienen entre 14 y 15 años, son del mismo curso. Según la denuncia de sus compañeras el hostigamiento es desde principio de año. “Pedimos una sanción o que los separen en burbujas porque las chicas no quieren ir más a clases”, contó una de las madres.

“El rector no nos dio una solución y por eso las nenas hoy –por este jueves- prepararon una sentada para poder hablar con los directivos y que las escuchen, porque el rector no las dejó hablar. Hicieron una sentada pacífica para hablar, pero los docentes la amenazaron con sancionarlas o sacarles la estudiantina”, expresó.

Una de las alumnas que lleva adelante la medida en apoyo a sus compañeras expresó que “hoy a la mañana antes de entrar a clases nos enteramos de conversaciones y mensajes sobre unos chicos de segundo año en donde hablan sobre cómo acosar a chicas de su curso. Las chicas recurrieron al grupo de cuerpo de baile y a todos los chicos de la banda de música y los que no participaron en la sentada apoyaron desde afuera con carteles” contó.

La medida consistió en una sentada masiva y junto a carteles que denunciaban las situaciones de acoso y abuso sexual. De esta manera las adolescentes se apoyaron unas a otras para reclamar a los directivos del colegio que sancionen ejemplarmente a los señalados.

“Lo más grave es que el colegio no toma medidas, no ponen una sanción, no defienden a las nenas, solo a los varones y le dicen que ellas no pueden quejarse”, agregó la mamá de una de las chicas acosadas.

Y además contó que, “hice una denuncia en la Policía, ahora vamos a ir por la parte legal del colegio, hablamos con el SPEPM y vamos a hablar con el representante legal. Si no tenemos una respuesta la semana que viene llevaremos las pruebas al SPEPM para que pueda involucrarse en la situación”.

Desde el colegio, frente a las repercusiones que tuvo la medida de las alumnas, indicaron que brindarán una conferencia de prensa este viernes, para aclarar la situación y comentar qué medidas van a tomar.

Juan Rajimón, rector del establecimiento educativo, estuvo con las estudiantes y pidió tres representantes para una reunión y evaluar la situación.

Según audios que circulan de conversaciones entre los padres del colegio, cuando alumnas de otros cursos se reunieron para llevar adelante la sentada, una de las preceptoras les dijo, “la culpa es de las chicas porque usan polleras cortas y que los hombres están protegidos por Dios”, intentando que no se sumen a la medida.

Total Page Visits: 91 - Today Page Visits: 1