8 diciembre, 2021

Fue Reina de la Nieve y trabajó para el gobierno de Río Negro: quién es la azafata detenida en Ezeiza por contrabando de oro y dólares

Spread the love

Laura Diana Schulz fue retenida en el Aeropuerto Ministro Pistarini previo a un vuelo que se dirigía a la ciudad de Miami. La historia de la barilochense que está procesada y embargada por 93 millones de pesos.
El prontuario laboral de Laura Diana Schulz, comisaria de a bordo de American Airlines procesada por el intento de contrabando de oro y dólares previo a un vuelo que se dirigía a Miami, quedó marcado por un suceso que sucedió el pasado 23 de septiembre.
La barilochense que recorrió el mundo gracias un trabajo que consiguió en 1993 protagonizó un hecho cuando se disponía a ser la jefa de cabina de una tripulación que esperaba por su presencia en el Aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza. Allí, antes de abordar la nave, las cámaras de seguridad registraron el instante en el que la Policía de Seguridad Aeropotuaria (PSA) la retuvo tras sospechar de los elementos que llevaba en su equipaje.
La pesquisa fue contundente: joyas de oro, lingotes, 11.413 dólares, 19.377 pesos, 292.000 pesos colombianos y monedas antiguas. Su explicación buscó -sin éxito- ser igual de convincente. En ella afirmó que los relojes, collares y brazaletes eran de su propiedad y de sus hermanos. Que todo provenía de una herencia familiar y que, debido a la inseguridad del país, pensaba guardarlos en la caja fuerte de una persona de su confianza que reside en Estados Unidos.
Schulz es hija de Juan Pablo Schulz y Nora Ribet, quienes se mudaron a Bariloche antes de que ella y sus hermanos -Juan Alberto y Nora- nacieran en la ciudad turística. Junto a ellos creció en la Patagonia y cursó su educación secundaria en el tradicional Colegio Nacional “Ángel Gallardo” rionegrino.
Su hermano, quien falleció en diciembre de 2019, fue una persona muy querida y respetada en Bariloche. Antropólogo y periodista, se convirtió en uno de los guías turísticos más requeridos por los extranjeros que arribaban a la ciudad.
En 1981, con tan solo 18 años, Laura fue elegida reina de la clásica Fiesta Nacional de la Nieve. Su primera formación académica estuvo ligada al profesorado de Educación Física en el INEF “Romero Brest”. Schulz regresó a su provincia años más tarde e ingresó en 1988 a trabajar en el área administrativa del gobierno de Río Negro. Los registros oficiales indican que su labor en la gestión pública duró poco tiempo.
Finalmente, en 1993 comenzó a trabajar en la compañía aérea estadounidense. Schulz, que no posee deudas bancarias ni tiene créditos en su haber, reside en un departamento ubicado en un piso 10 del barrio porteño de Retiro.

“Tranca, que salgo barata y soy la mejor”
Schulz colocó sus pertenencias en la cinta de la máquina de rayos X previo a abordar el vuelo AA900. Los efectivos la trasladaron a una sala privada y allí decomisaron todo lo encontrado. Los objetos fueron valuados por un total de US$212.363 la mujer fue procesada sin prisión preventiva por el delito de intento de contrabando. La Justicia le trabó un embargo de 93 millones de pesos.
La causa quedó en manos del disposición del Juzgado Penal Económico N° 6, a cargo de Marcelo Aguinsky, quien tiene en su poder diversas capturas de WhatsApp en donde la azafata expresó: “Todo tiene arancel de aduana que yo dejo al pasar un porcentaje así a la que te criaste salvo electrónica que eso sí tiene su precio fijo, pero también todo depende del día aduanero, humor etc, etc. Por eso los precios de cualquier cosa que no sea electrónica lo digo cuando las tenga en mano y cuando regrese. Igual tranca que yo soy barata, jaja. Por eso soy la mejor”.
También indicó: “Primero te comento que soy tripulación y tenemos muchísimo más control que un pasajero. En aduana y seguridad al salir de Estados Unidos, acá llegando y con mis jefes. Equipaje reglamentario y todo prolijito. Y hay cosas que obviamente no puedo traer”.
En un primer momento Schulz se negó a declarar. Sin embargo, con el correr de los días presentó un escrito en donde aseguró que el dinero le pertenecía en su totalidad. “Lo que surge en primer término y de modo irrefutable es que, por parte de la aquí imputada, existió una voluntad encaminada a extraer del territorio nacional, en forma no bancarizada y sin previa declaración, las divisas, lingotes de oro, láminas de oro, alhajas y relojes secuestrados en el procedimiento”, manifestó el juez Aguinsky en su resolución.
Y concluyó: “No resulta lógico que quien trabaje en una aerolínea aérea hace 28 años y por ende conoce la normativa específica vigente, pretenda cruzar las fronteras con la cantidad de dinero, lingotes y láminas de oro, alhajas y relojes que le fueron secuestrados, sin riesgo a ser descubierto, circunstancia que refleja la clara y única voluntad de proceder de manera ilícita, creyendo que podría con su profesionalismo, habilidad y uniforme, sortear con éxito el debido control aduanero”.

Total Page Visits: 23 - Today Page Visits: 1