22 octubre, 2021

Falta de guardia pediátrica en clínicas ya impacta en el sector público

Spread the love

En el Hospital Pediátrico aumentó la demanda de pacientes con obra social o prepaga y se agregó un médico más en horario pico para contener todos los requerimientos

Con la llegada de la pandemia del coronavirus las guardias pediátricas de la mayoría de los sanatorios de la ciudad de Posadas son discontinuas o directamente ya no volvieron. Ello repercute directamente en la demanda que hay en el sector público, que ya llegó a los valores de la prepandemia: más 350 consultas diarias por diferentes patologías.

“Sí, esto impacta mucho por el aumento del flujo de pacientes que tienen obra social o prepagas que antes no concurrían al hospital por tener sus centros de atención designados en el sector privado”, confirmó en diálogo, Gustavo Puentes, director del Hospital Pediátrico Fernando Barreyro que funciona en el Parque de la Salud.

Según el relevamiento que hizo este medio, de los centros privados consultados sólo el Sanatorio IOT respondió tener guardia de atención para los más pequeños ante una urgencia que no puede esperar. Por ello, un gran número de padres decide acercarse al nosocomio público ante algún inconveniente con la salud de sus hijos, independientemente de si tiene o no cobertura médica.

“Los tiempos de espera se prolongan, por eso hemos dispuesto un médico más de guardia en horarios pico para soportar la demanda. En la pandemia, con la cuarentena estricta, no teníamos tanta demanda ya que acudían a la guardia por emergencia y urgencias; cuando se inició todo el proceso de flexibilización la demanda aumentó en forma rápida. Actualmente estamos atendiendo por guardia, en lo que respecta a cantidad de pacientes, valores  iguales al año 2019”, detalló Puentes.

A diferencia del año pasado, donde las consultas se redujeron de manera considerable al haber pocos cuadros respiratorios, con el regreso de las actividades esta patología volvió a estar presente al punto que el 70% de las consultas en el Pediátrico público es por esta condición. En tanto también se registran cuadros de gastroenteritis y traumatismos, muchos de ellos ocurridos en el hogar: hasta catorce chicos por fin de semana acuden por lastimaduras, fracturas y esguinces.

El sistema sanitario aún es suficiente para sostener y contener a los pacientes que llegan a diario; sin embargo, sigue siendo una necesidad que los nuevos profesionales se interesen por la especialidad pediátrica, un área clave en la provincia y donde hay faltante.

Sin ir más lejos, la convocatoria para cubrir los puestos de residencias médicas no superó las expectativas en lo que respecta a las especialidades clave en un contexto de pandemia: se registraron 164 médicos concursando para 150 cupos, pero en Clínica Médica, Pediatría y Terapia Intensiva no se logró cubrir las vacantes. Estas tres especialidades son, hace tiempo, una deuda pendiente que no se revierte en la tierra colorada.

“Queremos crecer, necesitamos recurso humano interesado en pediatría y en continuar su entrenamiento e instrucción en especialidades dentro de la pediatría como terapistas, cardiólogos, neurólogos, entre otros”, sostuvo Puentes sobre la situación.

En cifras
350
Las consultas diarias que recibe el Hospital de Pediatría, la mayoría acude por cuadros respiratorios pero también por gastroenteritis y traumatismos.

Total Page Visits: 22 - Today Page Visits: 1