26 octubre, 2021

COVID-19: los expertos recomiendan la vacunación en adolescentes, a pesar del riesgo leve de miocarditis

Spread the love

Los menores tienen más probabilidades de sufrir inflamación cardíaca tras aplicarse las dos dosis. Para los especialistas es un efecto adverso leve y poco común. Especialistas dijeron por qué las vacunas son clave para protegerlos.

En el inicio de la pandemia, los adultos mayores y las personas con enfermedades de riesgo fueron las primeras víctimas del SARS-CoV-2. Debido a esto, fueron los primeros en recibir las vacunas contra el coronavirus, sin embargo, a más de un año y medio de convivir con el COVID-19, muchos países del mundo hay inmunizado a un gran porcentaje de sus mayores y ahora son los más chicos quienes deben ser protegidos.

Sin embargo, el desarrollo en tiempo récord de las vacunas contra el COVID-19 y su consiguiente aprobación de emergencia, a veces hacen dudar a los padres sobre los beneficios de la inoculación. Con toda la evidencia científica recabada hasta el momento, los especialistas son contundentes: vacunar a los chicos es siempre la mejor opción, los efectos adversos son pocos y leves, y el riesgo de complicaciones a causa de la infección por SARS-CoV-2 son potencialmente mucho peores.

Un reciente estudio de la Universidad de California, en Estados Unidos, advirtió que el riesgo de inflamación del músculo cardíaco, es decir la miocarditis, después de la vacunación con BioNTech/Pfizer es mayor para los niños que el riesgo de enfermar gravemente con COVID-19. Los investigadores compararon la frecuencia con la que los menores sin enfermedades previas de entre 12 y 17 años desarrollaron una inflamación del músculo cardíaco después de la vacunación y el número de adolescentes del mismo grupo que tuvieron que ser hospitalizados por COVID-19 durante el mismo períodoSegún las conclusiones del estudio, las inflamaciones del músculo cardíaco fueron en su mayoría leves y no se registraron muertes (Getty Images)Según las conclusiones del estudio, las inflamaciones del músculo cardíaco fueron en su mayoría leves y no se registraron muertes (Getty Images)

Los investigadores determinaron que la tasa de eventos cardíacos adversos (CAE por sus siglas en ingles) posterior a la vacunación fue más alta en niños de 12 a 15 años después de la segunda dosis. Para los niños de 12 a 17 años sin comorbilidades médicas, la probabilidad de CAE después de la vacunación es de 162,2 y 94,0 por millón, respectivamente. Esta incidencia excede la tasa de hospitalización por COVID-19 esperada tras 6 meses del contagio. Sin embargo, el informe aclaró que “se necesitan más investigaciones sobre la gravedad y las secuelas a largo plazo de los problemas cardíacos tras la vacunación”.

En el ensayo se examinaron 257 casos de inflamación del músculo cardíaco en adolescentes diagnosticados tras la vacunación en el primer semestre de 2021. Las inflamaciones del músculo cardíaco fueron en su mayoría leves y no se registraron muertes.

Los científicos concluyeron que los beneficios de la segunda dosis de la vacuna además de la inmunidad natural en este grupo demográfico está indicada para minimizar el daño."Dentro de la ecuación riesgo-beneficio, siempre se recomienda la vacunación en adolescentes”, recomendó la infectólog Débora Greco (EFE/Óscar Corral)
“Dentro de la ecuación riesgo-beneficio, siempre se recomienda la vacunación en adolescentes”, recomendó la infectólog Débora Greco (EFE/Óscar Corral)

 la infectóloga Débora Greco, miembro de la comisión de Pediatría de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), explicó que “puede haber controversia en cuanto a la vacunación de los menores, sobre todo porque estamos hablando de algo relacionado con la salud de los hijos, y es un tema sensible para muchos padres, pero es necesario aclarar que el riesgo de miocarditis es bajísimo según este nuevo estudio clínico”.

Por otra parte, Greco advirtió que “en los pocos casos que hubo un evento cardíaco adverso, no se trató de tratamientos complicados, los casos no llegaron a internación en cuidados intensivos, por eso es necesario remarcar que los efectos adversos son muy bajos o leves, no es algo común. Dentro de la ecuación riesgo-beneficio, siempre se recomienda la vacunación en adolescentes”.

“Con la vacunación de menores, sucede algo similar que con muchos aspectos de la pandemia, tenemos incertidumbre sobre el futuro porque no hay respuestas a todas las preguntas. Estamos en el momento cero, pero hay que dejar claro que el grupo de adolescentes y niños hoy son los más desprotegidos frente al COVID-19, hay que vacunarlos para darles protección frente al coronavirus, y más aún si queremos alcanzar la inmunidad de rebaño”, sintetizó Greco.

Los especialistas insisten que la evidencia científica ratifica el bajo riesgo de miocarditis o de otro efecto adverso en las vacunas en el grupo etario de menores de 17 años. En diálogo con  Lautaro de Vedia, infectólogo y ex presidente de la SADI, explicó: “las dudas son lo peor que podemos ir sembrando, los riesgos son pocos en la inoculación de menores. Los beneficios son mucho mayores a nivel individual y comunitario”.

“Hasta el momento ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) u otro organismo de autoridad científica mundial ha advertido sobre efectos adversos, todos recomiendan la vacunación como el camino principal para terminar con la pandemia”, señaló de Vedia.Estudios anteriores señalaron que existe un mínimo riesgo de desarrollar miocarditis después de la inyección de las vacunas Estudios anteriores señalaron que existe un mínimo riesgo de desarrollar miocarditis después de la inyección de las vacunas

Estudios previos elaborados por los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), determinaron que los riesgos de padecer miocarditis aumentan en los pacientes que contraen COVID-19, según las conclusiones del informe los enfermos con coronavirus tiene 16 veces más probabilidades de desarrollar inflamación cardíaca que las personas sanas vacunadas. Estudios anteriores también señalaron que existe un mínimo riesgo de desarrollar miocarditis después de la inyección de las vacunas contra COVID de Pfizer y Moderna, especialmente en niños y hombres jóvenes.

Pero ese riesgo es mucho más alto si se padece la infección por haber contraído la enfermedad, según el informe de los CDC, que analizó datos de consultas en más de 900 hospitales. Los pacientes con coronavirus examinados entre marzo de 2020 y enero de 2021 tenían en promedio casi 16 veces más probabilidades de desarrollar miocarditis que aquellos que no contrajeron el virus, según este estudio. Este riesgo fue más pronunciado en personas menores de 16 años, así como en personas mayores de 50 años. En los niños, algunos casos de miocarditis identificados pueden corresponder a un síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (PIMS o MIS-C), señaló el estudio.

Total Page Visits: 25 - Today Page Visits: 1