12 agosto, 2022

“Fue con un dolor del alma y el corazón”, dijo la jubilada que le hizo un gesto obsceno a Alberto Fernández

Spread the love

Tras la viralización del video, Ana María, habló de la muerte de su marido que se había contagiado de coronavirus, la imposibilidad de despedirse de él y la impotencia que siente.

Ana María, la jubilada que le hizo “fuck you” al Presidente cuando recorría San Martín en una combi y cuya imagen se hizo viral, habló  y contó que el gesto hacia Alberto Fernández no fue con intenciones de faltarle el respeto sino que lo hizo con “un dolor del alma y del corazón, como el de tantos argentinos”.

En el video se la puede ver esperando el paso del vehículo que trasladaba al primer mandatario. Cuando la comitiva pasa frente a ella, la mujer le hace un gesto de “fuck you”, al cual Fernández -creyendo que se trataba de una admiradora que lo vitoreaba- responde saludando con la mano y diciéndole: “Te quiero mucho”.

Ana María relató que internó a su esposo, que había contraído coronavirus, el 1 de septiembre y desde ese día no lo vio más. “El 10 de septiembre falleció, sin poder tener ninguna comunicación con él. Yo estaba sola en mi casa, no dejé entrar a nadie, mis hijos estaban desesperados porque no los dejaba entrar. Yo dije, vamos a cuidarnos, como hicimos siempre y como decía el señor Presidente”, relató.

Además, describió cómo fue la última noche en la que vio a su marido: “Sentí que se quejaba, me asusté, fui a la pieza y me llamó la atención su lengua color oscura. Lo trasladamos al Hospital Churruca con mi hijo. Ese día entré a la guardia con él, lo revisaron, lo sentaron en la silla de ruedas, le pusieron la máscara y chau, no lo vi más”.

La mujer expresó su impotencia, sobre todo cuando recordó que al poco tiempo de la muerte de su marido fue el velorio de Diego Maradona.

“Después al poco tiempo, pasó lo de Maradona, está bien es un buen jugador, mi esposo ha sido una excelente persona, policía federal, custodia de presidentes, una persona decente, trabajadora. Bueno, pero Maradona era Maradona, e hicieron un velatorio de locos y yo a mi esposo no lo pude ver. Esa es la impotencia. ¿Mi esposo no era un ser humano? ¿Maradona sólo era un ser humano? ¿Cualquier otro es un ser humano? ¿Mi esposo no?”, se preguntó conmovida.

Ana María habló del dolor que aún siente por no haber podido despedir a su esposo. “Estoy con psicólogos, porque para mi él no falleció, no pude pasar por el proceso del duelo. Es como que lo dejé y no lo vi más. Después me lo entregaron a los cuatro días en una urnita”.

Y concluyó: “A la noche cuando me acuesto tardo en dormirme pensando en el sufrimiento de él en soledad ¡La soledad de él, sin saber nada de su familia! Es horrible. Pero sigo de pie, sigo trabajando, tengo unos hijos maravillosos que me apoyan, nietos. Gracias a ellos, por el cariño de mi familia, es que estoy en pie”.

Total Page Visits: 80 - Today Page Visits: 1