7 julio, 2022

Pidieron elevar a juicio la causa por el homicidio de un artesano

Spread the love

El artista callejero oriundo de Buenos Aires Eduardo de la Vega (44) fue asesinado de dos puntazos en el cuello. Un joven de 21 años es el único acusado por hecho.

En menos de un año, la causa por el crimen del artesano bonaerense Daniel Eduardo de la Vega (44) está a un paso de llegar a instancia de debate oral y un joven de 21 años deberá responder en el banquillo de los acusados como imputado por el delito de homicidio simple, que prevé penas de entre 8 y 25 años de prisión.

La novedad tiene que ver con que recientemente la Fiscalía de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del fiscal Horacio Paniagua, presentó formalmente el requerimiento de elevación a juicio del expediente que tiene a Agustín Alejo A. (21) como único imputado por el crimen del artesano cometido el 1 de octubre del año pasado en plena zona céntrica de la Ciudad de las Cataratas.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas, en su presentación el fiscal Paniagua consideró que el imputado debe responder en juicio oral una acusación por homicidio simple, delito contemplado en el artículo 79 del Código Penal argentino y que prevé penas de entre 8 y 25 años de prisión.

Ahora, este requerimiento deberá ser analizado por las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú y, en caso de coincidir con los planteos del fiscal, se dictaminará formalmente la elevación a juicio de la causa.

Después de ello, como marcan los pasos judiciales, el expediente deberá ser remitido al Tribunal Penal Uno de Eldorado, cuyas autoridades deberán programar fecha de debate oral y público en el cual el joven implicado ocupará un lugar en el banquillo de los acusados.

En este punto, cabe mencionar que el implicado ya registra en su contra una condena impuesta por el mismo tribunal luego de acordar un juicio abreviado en el que admitió su responsabilidad por un intento de robo calificado por uso de arma blanca cometido en 2019. La pena impuesta en esa ocasión de entre 2 años y medio y 3 años de prisión, lo cual deberá ser unificado con la condena que le impongan -si es que así lo determinan- por el crimen del artesano.

Pesquisa
Las fuentes consultadas por este diario señalaron que una de las principales pruebas en contra del acusado fue el registro de las cámaras de seguridad que lo captaron corriendo detrás de la víctima instantes antes de que el bonaerense sea hallado sin vida sobre una vereda de la calle 1° de Mayo, a unos 10 metros de su intersección con la avenida República Argentina de Iguazú.

Según los estudios médicos forenses, la víctima recibió dos certeros puntazos en el cuello que le provocaron un “trauma encéfalo medular penetrante” y que, por consiguiente, causaron su muerte sin la posibilidad de poder ser asistido por médicos.

En aquel momento, una vecina de la zona fue quien alertó a personal de la Seccional Primera de Policía sobre el hallazgo de una persona sin vida sobre la vereda de un local. Esto ocurrió cerca de las 2 de la madrugada de aquel 1 de octubre.

Con las primeras averiguaciones se pudo establecer que el fallecido era oriundo de la provincia de Buenos Aires, pero que desde hace varios años estaba radicado en Puerto Iguazú, donde se dedicaba a la venta callejera de distintas artesanías que él mismo confeccionaba.

Respecto de su relación con el acusado, se estableció que simplemente eran conocidos del ambiente callejero y se estima que el conflicto entre ambos se habría iniciado a raíz de una disputa por el consumo de estupefacientes.

El sospechoso fue detenido ese mismo día, pero en horas de la noche y en la casa de unos familiares donde residía en el barrio Villa Florida. En ese lugar los pesquisas incautaron varias prendas de vestir de características similares a las que aparecían en las cámaras de seguridad, como así también un celular que luego fue enviado a pericia.

Días más tarde, fue trasladado hasta el Juzgado de Instrucción Tres, donde compareció ante el magistrado Martín Brites pero se abstuvo de declarar. En esa misma instancia terminó siendo imputado y posteriormente fue procesado con la prisión preventiva.

Actualmente, el muchacho permanece alojado en una celda del Complejo Penitenciario III de Eldorado, donde al parecer, deberá continuar varios años más.

Claves del caso
 
Homicidios. Daniel Eduardo de la Vega (44) fue ultimado de dos puntazos en el cuello el 1 de octubre del año pasado sobre la calle 1° de Mayo, en zona céntrica de Puerto Iguazú.

 
Pruebas. Una de las principales pistas contra el sospechoso es el registro de cámaras de seguridad que lo captaron corriendo atrás de la víctima instantes antes de que el artesano sea hallado sin vida.

 
Imputación. El acusado es Alejo Agustín A. (21) y está imputado por homicidio simple, que prevé penas entre 8 y 25 años de prisión. Ya registra otra condena por intento de robo.

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1