5 julio, 2022

Denunciaron por brutal agresión y lesiones a un golpeador reincidente

Spread the love

Un joven de 19 años denunció que el acusado casi lo atropelló. Luego lo amenazó con un arma de fuego y lo golpeó. Sucedió ayer de madrugada en Villa Stemberg.

Hace poco más de dos años, Fabián M. (42) estuvo preso por violencia de género, ya que lesionó gravemente a su ex esposa, quien padeció la fractura del tabique nasal, hematomas y excoriaciones en diferentes partes del cuerpo. Además, el agresor amenazó a la víctima con quemarla viva si lo denunciaba.

A consecuencia de las graves lesiones la mujer permaneció internada cuatro días en el hospital Samic de Oberá.

Ya en la víspera, el mismo individuo fue denunciado por un joven de 19 años a quien golpeó, lesionó y amenazó con un arma de fuego.

La investigación está a cargo de la Seccional Primera de Oberá e interviene el Juzgado de Instrucción Dos.

Por la gravedad de la acusación y los antecedentes del implicado, fuentes del caso anticiparon que en las próximas horas el juzgado interviniente solicitaría la detención del sospechoso.

Según consta en la denuncia de E. A. (19), alrededor de las 5 de ayer transitaba a pie con dos amigas y un amigo por calle Polonia, en Villa Stemberg, circunstancia en la que el grupo fue sobrepasado por un Renault Clío color gris, dominio KDP 295, cuyo retrovisor impactó en el brazo de E. A.

Disgustado por la situación y dolorido por el impacto el joven lanzó un golpe de puño al auto, ante lo cual el conductor -identificado como Fabián M.- descendió del mismo exhibiendo un arma de fuego, amenazó a los cuatro transeúntes y golpeó al denunciante en el rostro.

Posibles secuelas

Pero los contratiempos no finalizaron con la agresión, ya que luego el damnificado y su familia tuvieron que recorrer varias comisarías para radicar la ampliación de la denuncia.

En tal sentido, explicaron que en primera instancia denunciaron el hecho ante la Seccional Quinta, jurisdicción del lugar de residencia del joven.

Luego averiguaron el nombre y datos del agresor y pretendieron ampliar la denuncia, pero en la Quinta les manifestaron que debían dirigirse a la Seccional Primera, con jurisdicción en el lugar del hecho.

Pero una vez que llegaron a la Primera, los encargados de guardia les manifestaron que tendrían que volver hoy para hacer la denuncia ya que no había oficial a cargo, lo que despertó el reclamo del joven y allegados.

“Pasamos una situación horrible, con la angustia de las posibles secuelas que pueda ocasionar el golpe en el ojo, pero después nos encontramos con que la Policía nos pone un montón de trabas para hacer la denuncia. Si no es un tema de jurisdicción, es que no hay oficial para tomar la denuncia. Para colmo estamos en pandemia y nos hacen ir de un lugar a otro. Es increíble, como que buscan que la gente actué por su cuenta”, reflexionaron.

De todas formas, luego de insistir varios minutos lograron que les tomen la denuncia en la Seccional Primera, aclararon.

“Averiguamos el nombre el agresor y nos enteramos que ya estuvo preso por golpear a la mujer, y en el barrio todos los vecinos le tienen miedo. Cómo puede ser que una persona tan violenta esté libre, actúe con tanta impunidad y ande armado”, lamentaron.

Grave antecedente

En diciembre de 2019, Fabián M. fue denunciado por su ex esposa y madre de sus tres hijos, Romina R. (29), quien sufrió graves lesiones y estuvo internada.

Si bien a las pocas horas el implicado fue detenido, por orden del Juzgado de Instrucción Dos durante varios días la mujer y su familia dispusieron de custodia policial.

“Siempre me decía que si iba preso, cuando salía me iba a prender fuego. Mil veces me dijo que me iba a matar, pero nunca lo denuncié porque me tenía amenazada”, reconoció entonces la víctima en una entrevista.

Refirió por lo menos una docena de hechos violentos perpetrados en los últimos años por su marido. Incluso, mencionó que la golpeó cuando estaba embarazada de su hija más pequeña.

Sobre la agresión, contó que estaban separados pero el hombre cuidaba a sus hijos en casa de la mujer cuando ella trabajaba.

“Cuando llegué él estaba mirando tele con mi nene más grande, le pregunté por qué no les buscó el sábado, como acordamos, y me contestó mal. Empezamos a discutir y le dije que se vaya, porque estaba mi nene, pero él me empezó a insultar y de repente me dio una trompada que me tumbó. Ahí me levanté y me pegó otra y una patada. Como la puerta estaba abierta me arrastré y salí afuera”, detalló.

Luego el implicado la amenazó para que no cuente lo sucedido, pero la evidencia de los golpes hizo imposible ocultar la verdad y tuvo que ser internada. Tras la denuncia, el agresor estuvo detenido un mes y luego recuperó la libertad. 

Total Page Visits: 74 - Today Page Visits: 1