27 julio, 2021

Alberto Fernández elogió la agenda global de Xi Jinping durante su discurso en la Cumbre del Partido Comunista Chino

Spread the love

El presidente participó en los festejos por los 100 años de la organización política que fundó Mao Zedong y ratificó su decisión estratégica de profundizar la relaciones bilaterales entre Argentina y la segunda potencia mundial

“Quiero felicitar al presidente Xi Jinping por su maravilloso discurso”, elogió Alberto Fernández al comienzo de su participación en la cumbre mundial convocada por Beijing para festejar los 100 años de la creación del Partido Comunista de China. Este partido comunista fue organizado por Mao Zedong y es responsable de las principales matanzas en China, ejecutadas durante la Reforma Agraria, el Movimiento de Educación Socialista y la Revolución Cultural, por citar tres casos emblemáticos del régimen que ahora lidera Xi.

Minutos antes de la participación de Alberto Fernández, Xi había reiterado su compromiso con la agenda multilateral, el cambio climático, la lucha contra la pobreza y la necesidad de fijar una hoja de ruta común para enfrentar las consecuencias sociales y sanitarias causadas por el COVID-19.

Fue el típico discurso del presidente comunista que coloca a China en un ascenso pacífico hacia la cima del planeta. Xi articula muy bien los conceptos, pero su línea de pensamiento no coincide cuando se contrasta sus propuestas globales y su propia política doméstica. Durante su presentación, el líder chino valorizó la Carta de las Naciones Unidas, y a la vez -todos los días- ejerce una censura absoluta sobre los contenidos que llegan desde Occidente a China.

Frente a un auditorio global, Alberto Fernández recordó que se afilió al Partido Justicialista cuando tenía 14 años, rescató las tres presidencias de Juan Domingo Perón y el papel esencial de Evita junto al General. “Somos orgullosamente peronistas. El partido peronista, es el partido del pueblo”, dijo el jefe de Estado.

Cuando Perón estaba exiliado en Madrid, inició un intercambio de correspondencia con los principales líderes mundiales, entre ellos Mao. Alberto Fernández hizo referencia a esos contactos por escrito entre Perón y Mao. Fue una época del General vinculada a los movimientos de izquierda, y se sabe que antes de las cartas de Mao había recibido a Ernesto “Che” Guevara en Puerta de Hierro. El “Che” le entregaba a Perón cartas que Fidel Castro escribía en la Habana.

Alberto Fernández durante la Cumbre del Partido Comunista de China y Partidos Políticos Mundiales organizada por Xi JinpingAlberto Fernández durante la Cumbre del Partido Comunista de China y Partidos Políticos Mundiales organizada por Xi Jinping

Tras recordar su pasado peronista, Alberto Fernández avanzó sobre su descripción acerca de las relaciones bilaterales con Beijing. “China es nuestro socio estratégico integral”, enfatizó el presidente.

Y a continuación agradeció la ayuda de Xi cuando la pandemia arrasaba y la Argentina tenía escasos recursos para enfrentar la primera ola del COVID-19. “Las donaciones y las facilidades para la adquisición de insumos estratégicos en momentos de escasez mundial nos ayudaron de forma decisiva”, aseguró el jefe de Estado cuando promediaba su discurso de 15 minutos.

Alberto Fernández participó de la Cumbre organizada por Xi como titular del Partido Justicialista, en el marco de un encuentro virtual que unió a más de 500 líderes mundiales. Un ejemplo básico de softpower, adonde el líder comunista exhibió su influencia en regiones y sistema políticos que necesitan financiación blanda y mercados masivos que solo China puede ofrecer en medio de la crisis del COVID-19.

“Felicito la creación del Partido Comunista chino. Sé que los dirigentes del Partido Comunista tienen muchos motivos para sentirse orgullosos y para celebrar”, concluyó el jefe de Estado.

Alberto Fernández apuesta a una agenda diplomática multilateral y conoce el enfrentamiento que existe entre Estados Unidos y China. El presidente necesita a la Casa Blanca para cerrar la negociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y considera que tiene una deuda de honor con Xi porque lo ayudó en el peor momento de la pandemia en el país.

En este contexto, el Presidente aún no termina de explicitar si su participación en la Cumbre del Partido Comunista fue un simple gesto de cortesía política, o si por el contrario, cuando hace referencia a la asociación estratégica con China esta revelando su intención de aceptar su financiamiento blando para construir dos centrales nucleares, manejar la Hidrovía e imponer sus peculiares avances tecnológicos en 5G.

Total Page Visits: 27 - Today Page Visits: 1