29 julio, 2021

UIF PIDE RIGUROSIDAD DE CONTROLES EN LA FRONTERA POR AUMENTO DE CONTRABANDO

Spread the love

El Ministerio de Seguridad reveló que en 2020 se registró un 55% más de decomisos de granos y cereales respecto del 2019. Además, crece ingreso ilegal al menudeo.

La Unidad de Información Financiera (UIF) se sumó a la preocupación planteada por los fiscales federales de Misiones ante el creciente contrabando de diversos productos en la frontera. Hace dos semanas el informe brindado desde esta provincia por los fiscales al Ministerio Público Fiscal y al procurador general de la Nación, en el que se remarca que durante el año pasado observaron los aumentos de delitos referidos al contrabando de soja, tabaco, mercaderías, por pasos no habilitados, además del narcotráfico. Se añadió la preocupación de los fiscales ante el aumento de cruces ilegales.

Ahora fue la UIF la que alertó sobre la necesidad de potenciar los controles de contrabando y lavado en las fronteras en base a un informe del Ministerio de Seguridad que reveló que en 2020 las fuerzas federales de seguridad intensificaron los procedimientos para prevenir el delito federal de contrabando y evasión, respecto del año anterior.  “Así, se registraron 55% más de decomisos de granos y cereales en 2020 respecto del 2019. De los delitos detectados, la mayoría se concentró en la provincia de Salta (41%), seguida por Corrientes (24%), Misiones (18%) y Córdoba (9%)”, según un informe del diario El Cronista que se hizo eco de esta situación.

A este tipo de ilícito se suma el contrabando hormiga, que no lo frena el bloqueo de frontera, como tampoco los controles efectuados en el marco de la pandemia, y se va extendiendo a toda la provincia.

El último domingo -al mencionar la creciente escasez en la producción nacional de neumáticos- se pudo saber que se consiguen rodados de marcas chinas en Misiones, ingresados de manera ilegal.

Víctor Fontana, de Neumáticos Fontana, al lamentar la escasez de algunos productos nacionales, contó lo que está ocurriendo: “Hay gente que está recurriendo al contrabando para comprar de emergencia. Otros intentaron traer desde Brasil, pero salen muy caras”.

Lo previo representa un negocio muy tentador porque una cubierta radial para camión pasó a costar casi 100.000 pesos por unidad.

En Iguazú

Tras catorce meses de cerrada la frontera, aún el ciudadano de Iguazú puede adquirir productos de origen extranjero de dudosa procedencia en diferentes comercios. Entre estos productos, los más comunes son salchichas, margarinas, mortadelas, fideos, snacks, ropas, zapatillas, ojotas y aparatos electrónicos. Si bien desde las fuerzas de seguridad reportan varios procedimientos donde incautan mercadería sin aval aduanero, los controles no alcanzan ya que en toda la ciudad se pueden adquirir productos de origen extranjero.

Al inicio de la pandemia lo más buscado era el cigarrillo, que durante las primeras semanas subió de precio de forma exponencial.  Sin embargo, en cuestión de un mes el valor volvió a descender, ya que se podía conseguir nuevamente en todos los kioscos y según los comerciantes de barrio, todos los días ciudadanos paraguayos ofrecen gruesas de cigarrillo para la venta al por menor. Tiempo después estos vendedores aumentaron el mercado y ofrecían medias, ojotas y zapatillas.

Con el pasar de los meses, volvieron los productos de origen brasileño a las páginas de compra venta de las redes sociales y a su vez, a las góndolas de los mercados de barrio llegando actualmente a locales comerciales más grandes. Así, se puede encontrar salchichas, snacks, manteca, entre otros productos que se consumen en la ciudad y que eran adquiridos anteriormente por los vecinos de Iguazú, tras cruzar el puente internacional Tancredo Neves.

Desde la Dirección de Bromatología de la Municipalidad de Puerto Iguazú aclararon que inspeccionan el estado de los productos, sobre todo aquellos que necesitan mantener la cadena de frío, pero no son los responsables de controlar el ingreso de estos productos al país. “Realizamos el control general del estado de la mercadería que está a la venta, y evaluamos si está apto para el consumo. No somos los encargados de controlar la procedencia, eso corresponde a las fuerzas”, explicó Daniel Chávez, director de Bromatología.

Pero no solamente se pueden adquirir productos alimenticios o indumentaria, sino repuestos para la reparación de teléfonos celulares, computadoras, celulares nuevos y hasta bicicletas que son traídos de Ciudad de Este. “Se hace el pedido de los repuestos, nos envían por paseros y nosotros retiramos acá, digamos que sólo un tiempo fue difícil conseguir repuestos, pero ahora es una cuestión de tiempo, lo que demora en estar en Iguazú el repuesto”, indicaron.

La misma modalidad se aplica para la compra de calzados de origen brasileño: realizan el pedido y éste es enviado a través de un pasero que pone la mercadería del lado argentino.

En Irigoyen

La zona de Bernardo de Irigoyen y San Antonio siempre estuvo marcada por prácticas ilegales propias de las zonas de frontera.

Por mucho tiempo uno de los productos más contrabandeados en la zona Irigoyen fue el pollo brasileño, que incluso se transportaba a otras localidades misioneras para su reventa, como así también frutas, entre otros productos alimenticios. En la actualidad, los costos -con un real por encima de los 30 pesos- no les favorecen a quienes hacen ese tipo de negocios ilegales.

En reemplazo, hay otros productos que a diario están ingresando al país de manera ilegal tanto en grandes proporciones, como el caso de algunos ciudadanos de a pie que pasan de manera ilegal a Brasil a realizar compras. Aprovechan los límites con Brasil que se extiende por más de 30 kilómetros por zona rural.

Según pudo saberse, ingresan al país desde Brasil insumos agropecuarios, electrodomésticos, muebles, juguetes, vestimentas y materiales de construcción, como cerámicas, pegamentos, chapas para techos de fibrocemento, columna de hierros armadas y mallas trillizas.

Una situación compleja

El intendente de Irigoyen, Guillermo Fernández, afirmó que es una problemática compleja: “Lamentablemente el tema del contrabando siempre existió en esta zona de fronteras y somos conscientes que es una frontera muy difícil de controlar más allá del esfuerzo y todos los controles y operativos desplegados por Gendarmería Nacional”.

El jefe comunal sostuvo que “lamentablemente la gente es irresponsable  y va a tratar de pasar la frontera de manera ilegal, aun sabiendo de los controles y que estamos en una situación sanitaria y epidemiológica complicada por el avance del coronavirus, pero acá pasa por un tema de responsabilidad y conciencia de cada uno y es lo que siempre estamos pidiendo las autoridades, la conciencia social”.

Total Page Visits: 8 - Today Page Visits: 1